Balearon a un desarrollador inmobiliario y se llevaron hasta dos kilos de helado

Un desarrollador inmobiliario de la zona norte platense terminó con un tiro en una pierna, cuando quiso evitar que cuatro delincuentes encapuchados entraran en la casa donde también estaba su esposa. La banda se salió con la suya. Y, un rato después, escapaba de la propiedad con elementos de valor y hasta dos kilos de helado, confirmaron allegados a las víctimas.

La familia ya dejó la vivienda, mientras la policía procura identificar a los responsables de este brutal atraco que ocurrió la semana pasada, aunque recién tomó trascendencia en las últimas horas. Se supo que la tremenda secuencia comenzó cerca de las 21.30 en una finca situada en 2 entre 488 y 489, en un sector de esa localidad que recibe a residentes y visitantes con un cartel que dice "Villa Castells, tu lugar, nuestro lugar”.

La cuadra donde pasó todo linda con un arroyo y un descampado, que corren paralelo a la traza de la Autopista. No se sabe bien por dónde accedieron los ladrones a la construcción, aunque sí que casi desatan una tragedia. Fue la mujer de la víctima, una  arquitecta, de 48 años, la primera en tomar contacto con la Policía. Contó que los cuatro intrusos saltaron el portón principal antes de atravesar corriendo unos 15 metros del patio delantero.

Al verlos, el dueño de casa intentó resistirse, pero a los asaltantes no les tembló el pulso para abrir fuego con las armas que portaban. Aparentemente, hicieron seis disparos, uno de los cuales atravesó la pierna derecha de la víctima, pro encima de la rodilla.

Del interior del domicilio, se indicó, los delincuentes sustrajeron un iPhone 13; un iPhone 12, una cartera Prune, un sello profesional, 7.000 pesos en efectivo, una mochila y una paleta de pádel, además, claro, de los dos kilos de helado.

Quizás te interese  Ordenaron el arresto domiciliario de "Pity" Álvarez y fijaron la fecha del juicio

El hecho generó mucha tensión entre los vecinos, que demostraron su enojo ante la presencia policial. Un médico traumatólogo que es familiar de las víctimas también estuvo presente en la escena y decidió trasladar al hombre herido al hospital San Martín, donde trabaja, para realizarse algunos estudios. Los agentes que tomaron parte del procedimiento secuestraron seis vainas servidas, que serían calibre nueve milímetros, aunque los peritos de la División Científica, que llegaron al inmueble pasada la medianoche, no pudieron realizar su trabajo por negativa de los damnificados, que ya habían vivido demasiado entre el salvaje episodio y todo lo que llegó después.

Los investigadores intentan identificar a los autores del atraco en base al aporte de testigos, rastros y, de ser posible, imágenes de cámaras de seguridad (pocas en la zona) y entrecruzando información con golpes similares.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.