Conmoción en un pueblo de 800 habitantes por las seis muertes y una investigación que recién arranca

La muerte de seis vecinos en un pueblo de apenas 800 habitantes, como es  Blaquier, al noroeste de la provincia Buenos Aires, en el partido de Florentino Ameghino, causó consternación y una pesquisa para determinar eventuales responsabilidades por esta tragedia que ocurrió  en un pozo de bombeo de la planta de efluentes cloacales de la zona.

Comenzó el sábado a la tarde, cuando Ricardo Bottega, un hombre de 60 años que había sido contratado por el municipio para hacer “tareas de mantenimiento rutinario en el sistema de red cloacal”, ingresó al pozo de bombeo  en un lugar llamado El cigarro. Y ya no salió.

Desde la intendencia de Florentino Ameghino, explicaron que Bottega hacía tareas habituales de mantenimiento, que incluyeron  el cambio de guía de las bombas. Por la mañana se ocupó de eso y planeaba continuar a la tarde, tras un pequeño receso.

Fue Ezequiel Rodríguez, el encargado de la planta, quien encontró a Bottega caído en el pozo, descompensado y llamó a los bomberos para socorrerlo. El primero en llegar al lugar fue Nicolás Sánchez, integrante del cuerpo.

Como la planta está en uno de los accesos y en el pueblo se conocen todos, otras personas se acercaron también al lugar para ayudar. Entre ellos estaba Juan Ramón Sánchez, padre de Nicolás; Mateo Pellegrino, Carlos Renger y Alejandro Centeno. Todos entraron en el pozo y murieron intentando tareas de rescate.

Nadie en el municipio puede asegurar el orden en el que se produjeron las muertes de los cinco, pero testigos relataron que  de a uno fueron descendiendo al pozo para ayudar a los que antes habían bajado y se habían descompensado.  

Quizás te interese  Una banda "torturó" casi 5 horas a una jubilada en La Plata

Los bomberos  pudieron sacar los cuerpos de las víctimas para brindarles asistencia médica, pero fue demasiado tarde. La Ayudantía Fiscal de Ameghino, a cargo de la investigación, dispuso que los cuerpos fueran trasladados a Junín para hacerles las autopsias antes de entregarlos a las familias.

 Según el parte oficial, las víctimas murieron por “asfixia mecánica por broncoaspiración”.

El intendente de Florentino Ameghino, Nahuel Mittelbach, confirmó en declaraciones a la prensa que los decesos ocurrieron por "la inhalación de gases, pero los detalles forman parte del trabajo pericial que está realizando la Justicia. Al tratarse de un lugar en donde se produce la descomposición de materia orgánica, se generan gases que podrían ser letales”.  

GASES LETALES

Patricio Liaño, ex director de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas del Ministerio de Seguridad bonaerense, detalló a Hechos y Derecho los gases que pueden emanar de las cámaras cloacales y ser letales.
Sulfuro de hidrógeno (H2S): Este gas, que a menudo huele a huevos podridos, puede causar irritación de los ojos, dolor de garganta, tos y dificultad para respirar en bajas concentraciones. A largo plazo, puede provocar fatiga, pérdida de apetito, dolores de cabeza e irritabilidad. En niveles altos, puede ser fatal1.
Amoníaco: Otro gas presente en las fosas sépticas y alcantarillas. Puede irritar los ojos, la nariz y la garganta, y en altas concentraciones, puede ser peligroso para la salud1.
Metano (CH4): Este gas inflamable se encuentra en las cámaras subterráneas y puede ser explosivo en ciertas condiciones. Aunque no es tóxico en sí mismo, su acumulación puede ser peligrosa.
Dióxido de carbono (CO2): El CO2 puede acumularse en espacios cerrados y causar dificultad para respirar. Aunque no es tóxico en pequeñas cantidades, altas concentraciones pueden ser peligrosas1.
Óxido nitroso (N2O): Este gas también se encuentra en las alcantarillas y puede afectar la salud respiratoria. En altas concentraciones, puede causar mareos y debilidad1.
Dióxido de azufre (SO2): Aunque menos común, el SO2 puede estar presente en ciertas situaciones. Es irritante para los ojos, la piel y las vías respiratorias.

Quizás te interese  El supuesto asesino del ingeniero negó todo, pero las cámaras y un testigo lo complicaron

Por eso resaltó Liaño la importancia de los venteos: "Todo sistema cloacal debe contar con tubos de venteo de gases para reducirlos y evitar su almacenamiento en viviendas o edificios". Liaño, que también estuvo a cargo del cuerpo de bomberos de Villa Elisa, habló también de los espacios confinados: "Son lugares de trabajo con aberturas de entrada reducidas y escasa ventilación, a los que se accede de manera esporádica. No están pensados para trabajar largo tiempo en su interior  porque pueden albergar peligros, como gases tóxicos o inflamables, entre otros"

Algunos ejemplos de espacios confinados son, precisamente, las fosas sépticas, depósitos, redes de saneamiento, túneles o pozos. 

Cada año se producen unas  200 muertes al año en espacios confinados.  Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional),  un gran porcentaje de estos accidentes mortales afectan a los encargados de hacer un rescate en esos sitios.

Por eso, dijo, "es muy importante seguir todos los lineamientos y protocolos de seguridad para realizar trabajos en espacios confinados", explicó Liaño, mencionando entre ellos "contar con la autorización para entrar, medir y evaluar la atmósfera del interior, aislamiento y señalizació, ventilación y monitoreo desde el exterior".

LA FORMACIÓN ES CLAVE

Patricio Liaño remarcó la importancia de que exista una formación en prevención de riesgos laborales, entrenando a "los trabajadores para afrontar los peligros que conlleva trabajar en espacios confinados. La gravedad del riesgo hace que la concientización sea clave en este tipo de formaciones".

"Quienes contratan servicios donde el riesgo puede superar lo normal y existan concentraciones de gases, no se trata del mas 'ducho' , sino el mas protegido", detalló.

Quizás te interese  Cuando el miedo paraliza: una nena de 12 años dejó de ir varios días a la escuela en La Plata por los robos

Recomendó, entonces, que se les provea "máscaras con filtros adecuados, equipos respiratorios autónomos, trajes y calzado para sustancias peligrosas, guantes de acrilo nitrilo y sistemas de sensores de gases para detectar los mismos, antes del ingreso del operario".

"En este evento fatal se ve que los rescatadores  se convirtieron en rescatados", reflexionó, antes de concluir: "Las responsabilidades legales de introducir personas en lugares sin la debida detección de gases y protección personal lo determinará la justicia, mediante la labor pericial".

LA PEOR TRAGEDIA DEL PUEBLO

Mittelbach dispuso tres días de duelo en todo el partido, “con la indicación de izar la bandera a media asta en todos los establecimientos públicos”.  Todos los habitantes del partido están en conmoción .

“Nuestra comunidad atraviesa una de las tragedias más grandes de su historia. La localidad de Blaquier tiene 800 habitantes y hoy perdió a cinco vecinos”, dijo Mittelbach, luego de asistir al velorio de los ciudadanos. Es que Bottega era oriundo  de Florentino Ameghino. 

Respecto a este último, el intendente afirmó que su pérdida se siente en toda la comunidad de Florentino Ameghino, en el distrito y en toda la zona. “Era una persona que se ha dedicado a la música toda su vida; muy conocido y querido por todos”, manifestó

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.