Un contador platense y su familia a merced de tres encapuchados: golpes y un disparo por 900 dólares

Una familia de Tolosa vivió la que seguramente fue la peor noche de sus vidas, a merced de tres encapuchados que se colaron en su casa de la localidad platense de Tolosa mientras dormían. Los golpearon, amenazaron de muerte y hasta hicieron un disparo que, por milagro, suerte o mala puntería, no lastimó a nadie. Los delincuentes escaparon con dinero, dejando a la familia en shock. El dueño de casa terminó siendo atendido por personal médico, debido a los culatazos que recibió en la cabeza.

Sucedió alrededor de las 5.30 de la mañana del domingo en 526 entre 7 y 8,  donde viven un contador de 44 años, su pareja y sus hijos. Según fuentes oficiales, los sujetos actuaron con el rostro totalmente cubierto y habrían logrado irrumpir en la propiedad usando una ganzúa para abrir la puerta principal.

Apenas comenzaron a registrar la morada, el propietario se despertó por los ruidos, fue al living y arrancó el ataque: al advertir que alguien se acercaba, agazapado en la oscuridad  uno de los intrusos le acertó al damnificado un sillazo en el abdomen, justo antes de que otro ladrón se le abalanzara en un forcejeo que duró menos de un minuto y pudo terminar muy mal. En medio de la tensión, sonó una detonación que paralizó a todos,hasta que otro de los secuaces intervino para reducir al damnificado aplicándole varios culatazos en la cabeza.

En ese instante irrumpieron en el  living la esposa y la hija del contador. Y escucharon la advertencia de que si hacían un ruido o movimiento raro terminarían muertas. Para evitar un mal mayor, al dueño de casa no le quedó otra opción que subordinarse a la voluntad de los asaltantes.

Quizás te interese  En La Plata no se salva nadie: tres asaltos brutales dentro de viviendas

Con la situación bajo control, en cuestión de minutos y, como se tratara de un simple trámite, los delincuentes iniciaron un despiadado interrogatorio que terminó con el hombre revelando el escondite del dinero que había sacado del banco recientemente: 80 mil pesos y  900 dólares que, para la banda, "era muy poco", dijo un investigador. Por eso continuaron dando vuelta la casa hasta que finalmente, tras media hora de registro e intrusión en los ámbitos más íntimos de la familia, los sujetos abandonaron la morada, se subieron a un auto y huyeron.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.