Asaltaron al intendente de Morón en la puerta de su casa

El intendente de Morón, Lucas Ghi, fue asaltado anoche cuando estaba a punto de entrar en su casa en la localidad de El Palomar. Lo atacaron varios sujetos que un rato antes le habían robado el auto a un vecino y que fueron también contra el personal del jefe comunal, confirmaron fuentes oficiales.

Todo arrancó anoche en Estomba 1970, donde una banda de delincuentes que se movilizaba en un Peugeot 208 de color negro abordó  a un joven de 23 años que estacionaba su auto Renault Megane; le quitaron su vehículo y fugaron.

Un rato después, a unas 10 cuadras de allí, el mismo grupo interceptó al intendente Ghi cuando abría la puerta de su casa: le quitaron su teléfono celular y también encañonaron con armas de fuego al chofer y la secretaria del funcionario kirchnerista, quienes estaban en el coche en el que acababa de arribar al domicilio.

Según las fuentes policiales, los asaltantes intentaron llevarse también el rodado, pero no pudieron arrancarlo. Sí sustrajeron pertenencias del chofer y escaparon.

Más tarde, a través de una operación cerrojo que montó la Policía Bonaerense, los oficiales  lograron recuperar el auto del joven, que los delincuentes dejaron abandonado y con las puertas abiertas en la Avenida Illia y la colectora de la Autopista del Oeste, zona de Villa Sarmiento, también en la provincia de Buenos Aires, a aproximadamente 3 kilómetros de la casa de Ghi.

Desde la Unidad Fiscal N°4, que interviene en el expediente, se ordenó levantar rastros en el coche para intentar dar con los ladrones, que están prófugos.

Fuentes de la Municipalidad de Morón confirmaron esta mañana que el intendente se encuentra bien.

Quizás te interese  El neonatólogo acusado de abusar de su hijastra ya había sido denunciado por otra menor

ANTECEDENTE

Hace un año, en enero de 2022, un custodio de Ghi mató de un balazo a un motochorro que quiso asaltarlo mientras cumplía con su función en la vivienda del jefe comunal, la misma en donde ahora ocurrió este nuevo hecho. 

En medio de la situación, aquel día el custodio disparó su arma reglamentaria e hirió a uno de los motochorros a la altura del abdomen. El joven, que tenía 29 años, murió luego en el Hospital Posadas, mientras que el otro sospechoso huyó. En la escena se secuestró una réplica de arma de fuego.

Tanto a aquel hecho como al de ahora, fuentes oficiales los enmarcan en cuestiones "al voleo" y no ataques intencionales.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.