Crece el horror por el bebé castigado en Romero: la tía paterna filmó los últimos castigos

Mientras la justicia define el futuro procesal de la adolescente de 17 años que fue detenida por maltratar a su bebito de un año y 9 meses, en las últimas horas trascendieron detalles escalofriantes del caso y un video que grabó la tía paterna del bebé, para poder recurrir a la policía, confirmaron fuentes oficiales.

Como se sabe, todo pasó en una casa de la localidad de Melchor Romero y salió a la luz el miércoles pasado con la intervención de las autoridades, tras el último ataque, en el que la madre "tiró al piso al nene y le hundió los dientes", sumaron los voceros. Personal del Servicio de Niñez y Adolescencia local se dirigió hasta la comisaría 14° a raíz del  llamado de una oficial que pedía contención ante un supuesto caso de violencia familiar.

“Tenía las encías sangrando y los dientes deformados producto de la agresión que había recibido”, describió en su momento una fuente médica.

El niño fue derivado al Hospital San Roque de Gonnet, donde le hicieron un control de rutina y constataron las lesiones. Con ese informe, fue separado de la agresora y  trasladado a un hogar de menores, con el inicio del protocolo de “medida de abrigo”. Se trata de una protección excepcional de derechos, que tiene como objeto brindar un ámbito alternativo al grupo de convivencia cuando el menor se encuentra amenazado o vulnerado.

En el video que grabó la tía, se ve a la imputada cuando está sentada, comiendo, y al chiquito que se acerca llorando. Ella le pega para calmarlo. “Callate la boca”,  repite a gritos desaforados.
El pequeño comenzó a llorar más fuerte y ella continuó pegándole en la cara. La cuñada capturó el momento mientras le insistía a la víctima para que se acercara a ella para que la madre no pudiera pegarle.

Quizás te interese  Desbaratan el envío de 4 kilos de cocaína escondida en jabones

El segundo video fue grabado minutos después. La adolescente tenía al nene sentado en la mesada de la cocina mientras le limpiaba bruscamente la cara. El chiquito seguía llorando con mucha angustia. Mientras tanto, la cuñada le reclamaba por el trato que tenía con el bebé. La respuesta de la agresora fue: “Me saca”.

“Bueno no, me saca no, lo vas a terminar matando, así no lo podés callar, le bajaste el diente bol..., dos años tiene, amiga”, se escucha reprocharle a la tía. Lejos de pedir disculpas, la madre, le respondió: “No pasa nada, es el diente de leche, le va a crecer”.

“Sí, le va a crecer, pero ¿y el trauma a la criatura?, pobrecito este nene”, le contestó la cuñada quien con las imágenes en mano realizó la denuncia.

Guiliana, la tía que filmó las pruebas de la agresión al bebé, habló en un canal de televisión y contó: “Tomé la decisión de empezar a grabar para poder hacer justicia por él, para ver si puedo salvarlo antes de que pase un caso grave como lo de Lucio (Dupuy)”.

“Yo a veces lo encontraba al nene golpeado. Ella me decía que se cayó, que se golpeó. El último episodio fue el más grave: ella lo tiró al piso y le hundió los dientes para atrás,  mientras decía ‘jodete’”, añadió Giuliana.

Natalia, la abuela paterna del chiquito, también relató los aterradores detalles del caso. Le decía “bastardo” y “maricón de mier...” a su hijo. “Una bronca, una impotencia. No tiene perdón de Dios. Cuando él no tendría que estar en un hogar, porque ella tendría que estar presa”, manifestó.

Quizás te interese  Todavía no identificaron a la mujer que apareció asesinada a tiros en Sicardi

Luego agregó: “Empezó con la violencia cuando él tenía siete meses. Yo fui al Hospital de Niños, les dije a los médicos y me informaron que le iban a hacer un seguimiento. Fui a la Justicia y esperaron a que pase todo esto para moverse”, detalló.  Asimismo dijo que pidió la tenencia del nene en varias oportunidades, pero la madre se negó. “Le dije que si no lo quería tener, que yo me ocupaba, pero me respondió ‘no garpa que lo tengas vos’”, concluyó.

Tras la denuncia, las autoridades del Servicio de Niñez y Adolescencia local se sorprendieron al ver que el pequeño platense presentaba varias heridas en su cara que eran compatibles con signos de violencia.

“Tenía golpes en zona bucal, los labios inflamados, dos hematomas pequeños en la mejilla izquierda y un rasguño en el brazo derecho”, describieron las fuentes. Cuando le preguntaron a la madre qué había sucedido, la joven identificada con las siglas A. G aseguró que el nene “se había caído del sillón jugando”. Las lesiones del menor coincidieron con el relato de la denuncia de la abuela.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.