Crimen de una nena en Ensenada: el falso gestor quedó preso y liberaron a su ex mujer, policía

A pocas horas del horror vivido en una humilde vivienda de Ensenada, donde murió una nena de dos años al ser alcanzada por un disparo en el rostro, la Justicia avanzó sobre uno de los sospechosos del caso, a quien le confirmó la detención. De este modo, José Alberto Olgiatti (57) quedó finalmente imputado por el delito de “homicidio doblemente calificado por su comisión con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causae agravado por el uso de arma de fuego”.

Pía, la nena asesinada, tenía 2 años

 

 

En el fallo, el juez de garantías Agustín Crispo hizo lugar al requerimiento formulado por el fiscal encargado de la investigación, Juan Menucci. Distinta fue la situación de la mujer policía, que había sido demorada, luego de confirmarse su presencia en la zona de la balacera mortal. Por el momento, aclararon los voceros, “permanecerá en libertad, aunque sujeta a proceso”.

Se sabe que las 13 detonaciones en la vivienda de la calle 123, casi esquina 50, salieron de una o más pistolas calibre 9 milímetros, por lo que el arma de la agente quedó a resguardo con fines periciales. A la espera del resultado de ese cotejo y otras diligencias, el magistrado optó por dejarla salir de su encierro.

Se trata de la expareja del principal acusado, mientras que la hija, que también habría estado en el lugar, quedó afuera de cualquier medida de parte de los investigadores. Respecto de Olgiatti, quien se hacía pasar como gestor, cuando, en realidad, “no estaba matriculado en los términos de la Ley 7.193”, según confirmaron desde el Colegio que nuclea a esa actividad profesional, es quien habría vendido la propiedad a la familia de la víctima, en una suma cercana a los dos millones de pesos, cuando, en realidad, no tendría la titularidad dominial registrada conforme a derecho.

Quizás te interese  Millonario robo en una funeraria de Berisso

De acuerdo a voceros de la pesquisa, se cree que, en realidad, podría participar en alguna organización dedicada a buscar casas “flojas de papeles”, en sucesión o abandonadas, para apropiarse de ellas y venderlas por importantes sumas de dinero. En este caso, la situación de violencia se produjo por una diferencia en el monto de la operación, que desató un airado reclamo de parte de Olgiatti, quien no estaba solo.

Como se dijo, con la presencia de su expareja y la hija, después se sumaron tres hombres en dos motos, quienes estarían vinculados a la balacera fatal. Es que uno de los proyectiles le pegó a la pequeña Pía en la cabeza y la mató casi en el acto, pese a un desesperado traslado al hospital Gutiérrez. En las últimas horas, en medio de escenas desgarradoras, los restos de la chiquita
recibieron el último adiós por parte de sus seres queridos, quienes se volcaron a las redes sociales para expresar su congoja y efectuar distintos reclamos.

La familia de Pía, aclararon los informantes, está cruzada por una historia muy dura, con otros allegados emparentados con situaciones de violencia extrema.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.