Cuando el miedo paraliza: una nena de 12 años dejó de ir varios días a la escuela en La Plata por los robos

De a poco, la inseguridad va modificando hábitos, costumbres, situaciones de la vida cotidiana, que van quedando en el recuerdo. Como tomar mate en la vereda, abrir cualquier puerta o ventana para que corra aire o salir a caminar por el barrio. Ni qué decir con mirar un celular en la vía pública, llevar una mochila o unos auriculares. Tampoco ya es seguro andar en moto o en bicicleta, porque el delito está ahí, al acecho. Preparado para dar el golpe e infundir temor. Como el que ahora tiene una nena de 12 años, a la que asaltaron camino a la escuela y decidió no ir más a clases.

El hecho tuvo lugar el lunes pasado, en horas del mediodía, cuando Nataly salió de su vivienda en Barrio Aeropuerto y se dirigía a la parada a tomar el colectivo para ir al Normal III, en 8 entre 58 y 59, donde cursaba primer año en el turno tarde.

Sin embargo, antes de llegar al refugio, en la calle 1 entre 602 y 603, apareció una pareja de motochorros, que la amenazó y le arrebató el teléfono celular.

La violenta secuencia, que dejó a la chiquita tiritando de miedo, la hizo cambiar de planes.

Según contó su madre en diálogo con este diario, “se volvió a casa y no quiso ir más. No es la primera vez que sufre un robo”.

Liliana (36) se mostró muy enojada por la situación a la que quedó expuesta su hija y trató de contenerla. Igual charló el tema y logró que las autoridades educativas la pasaran a la mañana.

“Eso está mejor, porque yo salgo muy temprano a trabajar -es empleada de maestranza en el Ministerio de Salud-, cerca de las seis de la mañana, y la puedo llevar conmigo. También ir a buscarla”, mencionó.

Quizás te interese  Brenda y Sabag Montiel ya habrían intentado atentar contra CFK

Liliana explicó que siempre la tía de Nataly era la encargada de alcanzarla a la parada de colectivos. “Mi hermana tiene moto, pero justo ese día no estaba y por eso la nena salió sola de casa”, aclaró.

“El barrio está muy complicado y, como siempre pasa, nos defendemos entre los vecinos. Es que llamás a la Policía y bien gracias. No aparece nunca. Y eso que tenemos la comisaría cerca”, expresó la mujer con inocultable indignación.

Por comentarios de Silvana, son muchos los adolescentes que tratan de ir juntos a tomar el colectivo para minimizar riesgos. Pero muchas veces las precauciones no alcanzan.

Tan es así que hubo otros robos en la zona y que serían cometidos por gente que se afinca en las cercanías. ‘’La Policía sabe muy bien quiénes son y dónde están, pero siguen sueltos y nosotros muertos de miedo”, se quejó.

La secuencia del ataque a Nataly quedó reflejada en una cámara de seguridad y ahí se pudo comprobar la impunidad con la que se manejan los ladrones.

El hecho seguramente ya llegó a la esfera de conocimiento de los responsables de la dependencia policial de la jurisdicción, aunque aún no se informó sobre la detención de los ladrones ni la realización de algún operativo en procura de su captura.

Claro que eso tiene cierta lógica, ya que la pesquisa debe manejarse bajo estricto hermetismo y no dejar al descubierto los movimientos que lleva adelante la pesquisa. Las directivas están a cargo de la Unidad Funcional de Investigaciones (UFI) Nº 9 (Autores Ignorados) del Departamento Judicial de La Plata.

Quizás te interese  Delito precoz: un problema para nada menor en La Plata

ANTECEDENTES

Con la sensibilidad a flor de piel a partir del trágico caso que ocurrió días atrás en Lanús, con el asesinato de Morena Domínguez (11), causó gran preocupación la serie de ataques registrados en La Plata a chicos que iban a la escuela.

El 14 de agosto pasado, un adolescente de 15 años fue asaltado en las calles 46 y 22, en el barrio La Loma.

Los delincuentes, según el reporte oficial, se bajaron de un auto Volkswagen Bora de color gris y le pegaron un par de culatazos para sacarle el celular y una mochila con útiles escolares.

Todo pasó a las siete y media de la mañana, cuando la zona contaba con bastante movimiento por la cercanía del establecimiento educativo.

En el coche, según narró la víctima, iban cuatro ladrones, pero fue uno solo el que tomó la violenta acción a su mando.

Trascendió que el chico quiso evitar el desapoderamiento de sus pertenencias, por lo que se produjo un breve forcejeo, que se cortó cuando recibió la andanada de golpes. Así, con heridas en la cabeza y en la boca, tuvo que desistir de continuar con esa resistencia y no le quedó más remedio que ver cómo se alejaban con sus objetos personales.

“Dame todo, te voy a pegar un tiro”, fue la frase con la que le anticiparon lo que podía pasarle.

En Melchor Romero, en tanto, un chico de 14 años fue atacado hace una semana por un ladrón, que lo amenazó con un cuchillo para forzarlo a entregar su teléfono, la contraseña para desbloquearlo y hasta un arito enchapado en oro que llevaba puesto.

Quizás te interese  Terror extremo en una vivienda de Lisandro Olmos por una entradera

Ocurrió minutos después de las 7 de la mañana en 522 y 167. Los delincuentes huyeron.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.