Cuando se apaga la luz, se enciende la locura de la inseguridad en La Plata

Otro asalto de madrugada en una vivienda de La Plata, como ya parece una nueva y acuciante realidad en los últimos meses, pero esta vez protagonizado por delincuentes que, además de concretar un desapoderamiento, descargaron toda su furia contra las víctimas.

Sucedió en 134 entre 529 y 530, en el barrio La Cumbre, un cuarto de hora antes de las 2 de la mañana de ayer.

Como lo reflejaron las cámaras de seguridad de la cuadra, en ese momento llegaron tres delincuentes en una moto. Uno de ellos se quedó en el rodado y sus cómplices, encapuchados y armados, bajaron para entrar a robar en un chalet.

Una joven de 28 años contó que “dos ladrones usaron una barreta, con la que abrieron una de las ventanas del frente y pudieron entrar. Eran las dos menos cuarto de la mañana”.

Luego indicó que “justo mi mamá se había levantado para ir al baño. Entonces, al ver ahí la puerta cerrada, pero con luz encendida, empujaron para entrar y mi mamá hizo fuerza para evitarlo”.

Los gritos de la mujer despertaron a su hijo de 30 años, que dormía en una de las habitaciones de la propiedad. Fue el inicio de cinco minutos a pura violencia y terror para las víctimas.

Es que, según reveló la chica, “al ver los delincuentes que mi hermano es corpulento, le dieron como cuatro culatazos en la cabeza, en un pómulo y en la nariz”.

Los fuertes golpes no tardaron en abrirle cortes sangrantes, con manchas hemáticas diseminadas “por toda la casa, hasta en el techo”, graficó la joven para dar cabal idea del salvaje ataque sufrido por su familiar.

Quizás te interese  Pactó la venta de un iPhone por WhatsApp y terminó maniatado junto con su madre

Enseguida consignó que “mi mamá también la pasó mal, porque tras el forcejeo con los ladrones que querían meterse en el baño, cuando salió la agarraron fuerte de un brazo y de los pelos, la tiraron al piso y hasta le apuntaron con una de las armas”.

“CASI LO MATAN POR 15 MIL PESOS”

Pero los irascibles sujetos no se dedicaron únicamente a maltratar físicamente a madre e hijo. También se abocaron a robar y, al respecto, la joven informó que “a mamá le robaron la billetera, donde tenía 15.000 pesos. También ya se habían apoderado de una notebook, pero al final la dejaron”.

“Es que en un descuido de ellos, mamá activó la alarma vecinal y los ladrones decidieron escapar enseguida junto al cómplice que los esperaba en la moto y cuando ya habían salido a la vereda algunos vecinos para saber qué pasaba”, reflejó después.

Reflexionó de inmediato que “casi matan a mi hermano por 15.000 pesos, porque de no haber sido por mi mamá que pulsó el comando que activó la alarma vecinal, no sé qué hubiera pasado”.

La joven también citó que uno de los testigos que vio emprender la fuga “llamó al 911 y luego vino la Policía y una ambulancia del SAME, que le hizo acá curaciones a mi hermano y le colocó un vendaje en la cabeza”.

No obstante, en la mañana de ayer “un vecino lo tuvo que llevar al Hospital Italiano, donde le hicieron placas radiográficas y un estudio de resonancia magnética, para saber si los golpes en la cabeza le dejaron alguna secuela neurológica”.

Por suerte, al parecer, no hay ninguna lesión importante”

El relato de la joven hizo inclusive foco en una situación estremecedora que soportó su madre durante el terrible atraco.

Quizás te interese  Radiografía de las bandas delictivas que llegan de Chile y atacan en el AMBA

En tal sentido, recordó que “mamá dijo que por los culatazos que le pegaron a mi hermano, ella escuchaba los ruidos de cada golpe. Es algo tremendo de soportar para una madre”.

En cuanto a los integrantes de la banda delictiva, por el momento se ignora su paradero.

“Cuando vino la Policía tras el asalto, salieron en patrulleros a buscarlos. Pero no pudieron encontrarlos, pese al dato aportado por un vecino que los vio huir en dirección a la calle 529”, refirió la informante.

Asimismo, mencionó que “mamá vive en esta casa desde 1987 y es la segunda vez que sufre un episodio de inseguridad. El anterior ocurrió hace 21 o 22 años. Pero fue distinto, porque nos habíamos ido a un cumpleaños y los ladrones se manejaron sin nadie en la vivienda”.

También la joven se encargó de aclarar que, el padecido por su madre y su hermano, no fue un robo aislado.

“El barrio viene con robos y cada vez más violentos, especialmente desde hace 7 u 8 meses”, indicó.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.