Declaran los padres de las víctimas de la Masacre de Monte

Los padres de las víctimas fatales de la "Masacre de Monte", en la que cuatro jóvenes murieron tras una persecución policial a los tiros y un choque, en mayo del 2019, declararán hoy en La Plata durante el juicio por jurados al que son sometidos cuatro policías bonaerenses.

Se trata de Susana Ríos, Juan Carlos Sansone, Gladys Ruizdía, Blanca Suárez y Yanina Zarzoso, cuyos testimonios fueron programados para la segunda audiencia del debate que se desarrolla en los tribunales platenses de 8 entre 56 y 57.

Todos ellos son los padres de Camila López (13), Danilo Sansone (13), Gonzalo Domínguez (14) y Aníbal Suárez (22), quienes murieron tras chocar contra el acoplado de un camión mientras dos patrulleros perseguían a los tiros el Fiat 147 en el que viajaban.  Una vez que declaren, los padres de los chicos fallecidos podrán presenciar el resto de las audiencias,  ya que están constituidos bajo la figura de particular damnificado.

Familiares de las víctimas /PH El Día

El juicio arrancó el lunes con la elección de 18 miembros del jurado popular: 12 titulares y 6 suplentes. Ellos serán los encargados de evaluar las imputaciones contra el ex capitán de la policía bonaerense Rubén Alberto García y los oficiales Leandro Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Ibáñez.

Dentro de 10 días, la docena de jurados elegida deberá definir si los imputados son culpables o no de haber cometido el delito de "homicidio agravado por abuso de función como miembro
de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público".

Luego de la elección de los jurados, se dieron los lineamientos iniciales de las partes, que fueron presenciados por Rocío Quagliarello (17), quien tenía 13 años al momento del hecho y fue la
única de los cinco amigos que sobrevivió a los balazos, la persecución y el choque.

Quizás te interese  Los testigos estremecieron con sus recuerdos y hoy es el turno de peritos y policías. "Le pegaron como a una bolsa de papas"

Los alegatos de apertura fueron inaugurados por el fiscal de la causa, Mariano Sibuet, para quien los cuatro policías imputados cometieron un "acto atroz" y actuaron de manera "inmotivada". A su criterio, "al verse rodeadas", las víctimas vivieron momentos de "terror, angustia y miedo", por lo que le solicitó al jurado popular que "emitan un dictamen justo para hacer honor a la justicia".

Luego tomó la palabra la abogada Bárbara Juárez, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organización que se presentó como querellante institucional en el juicio, quien describió que la muerte de los cuatro chicos se dio "en medio de una lluvia de balas" e indicó que los cuatro agentes imputados "deshonraron a la institución policial".

Por parte de la querella, también expusieron Ricardo Minoli, tío y representante legal de Rocío Quagliarello; la abogada particular de las familias Domínguez y Suárez, Dora Bernardez; y Margarita Jarque, de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM) y patrocinante de los familiares de Danilo y Camila.

La defensa de los policías Monreal, Ibañez y García, encabezada por el abogado Guillermo Baqué, endilgó la responsabilidad de los hechos a Aníbal Suárez, a quien se acusó de manejar en estado de ebriedad, de huir de la policía tras conducir en zigzag, a la vez que manifestó que ese joven "también emborrachó a los adolescentes".

Finalmente, cerró la jornada el representante de Leonardo Ecilape, Marcelo Di Siervi, quien, al igual que Baqué, justificó el accionar policial.

La masacre ocurrió en la madrugada del 20 de mayo de 2019 en la localidad de San Miguel del Monte, cuando efectivos pertenecientes a la comisaría de esa ciudad bonaerense persiguieron a lo largo de la colectora de la ruta 3 a un Fiat 147 en el que viajaban cuatro adolescentes, tres de 13 años y uno de 14, junto a un joven de 22.

Quizás te interese  Voces a favor y en contra de los 35 años de cárcel para un docente de música acusado de abuso

El día del hecho, los cinco chicos escuchaban música cuando oficiales de la policía bonaerense comenzaron a perseguirlos sin motivos y, de acuerdo a los registros de las cámaras de seguridad del municipio, a dispararles, ya que observó a un efectivo en el lugar del acompañante de la patrulla, con medio cuerpo afuera y en actitud de disparo.

A raíz de ello, el auto en el que iban los jóvenes chocó contra un acoplado que estaba detenido en la ruta.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.