Dejó la casa para operarse y ladrones le reventaron la caja fuerte

Una semana después del millonario atraco que sufrió una agencia de viajes en Villa Elisa, en las últimas horas otro hecho de similares características volvió a sacudir la zona Norte de la Región. En esta oportunidad, los ladrones volvieron a combinar la modalidad que encabeza la lista del delito en este sector de la Ciudad, el escruche, con tareas de inteligencia previa y la aplicación de un alto nivel de experticia, tanto en conexiones de dispositivos como en la apertura de cajas fuerte.

Todo sucedió en una vivienda de 27 entre 465 y 466. Aprovechando la ausencia de los propietarios, un matrimonio de jubilados que viajó a CABA por una cirugía, un grupo de delincuentes ingresó en la casa tras forzar la puerta de entrada.

En pleno post operatorio, el hombre recibió una notificación en su celular que le advertía que los sensores del sistema de seguridad de su domicilio habían detectado movimientos. Inmediatamente su hijo tomó intervención y se dirigió al lugar para ver qué había sucedido.

Apenas entró, los cables sueltos y la ausencia de las cámaras fueron el preludio de lo que terminó encontrando en la habitación de su padre. Al abrir la puerta se percató de que la caja fuerte se encontraba abierta de par en par. A raíz de que la víctima sigue convaleciente, todavía no han podido hacer un inventario de los valores que había en la caja fuerte.

El único dato certero que tienen hasta el momento es que faltan 3 mil dólares, suma que, valuada al tipo de cambio denominado “informal”, sobrepasa el millón de pesos. Todas las acciones llevadas a cabo en el lugar demuestran que se actuó sin improvisación.

Quizás te interese  Siguen los asaltos a las 3.30 AM en La Plata: para un especialista en sueño, "no es casual"

Se tiene certeza de que los individuos llegaron al lugar con herramientas que, además de permitirle interrumpir el funcionamiento del sistema de seguridad le facilitaron la apertura del cofre de seguridad. Durante las pericias que realizó la policía científica se pudo establecer que el servicio de internet se encontraba interrumpido a raíz del corte de un cable.

“Las cámaras dejaron de transmitir imágenes a las 20.50 horas”, indicaron sobre el horario en el que casi con toda seguridad, se estima que ingresaron los ladrones. Los investigadores no dudaron en describir a los autores como “profesionales”.

La otra incógnita que se intenta resolver es cómo sabían de la existencia de una caja fuerte embutida en un lugar tan íntimo como lo son las habitaciones de una casa. Además, este sarcófago no se encontraba a simple vista. Para los investigadores, todos estos datos no hacen más que “reducir el universo de sospechosos”.

“La clave está en lo que el damnificado dijo e hizo en los días previos a su internación”, indicaron. La cantidad de ladrones que participaron del golpe y el medio que utilizaron para arribar e irse de la escena, también son motivo de investigación.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.