Dos jubilados vivieron un calvario con 5 encapuchados que le coparon la casa por más de media hora

Un matrimonio de jubilados vivió una verdadera pesadilla este fin de semana, al ser sorprendidos por 5 encapuchados armados que ingresaron en su casa tras escalar un muro perimetral. Sucedió a la 1.20 de la mañana del sábado, cuando el matrimonio descansaba en su vivienda de 69 entre 18 y 19.

Una serie de ruidos provenientes del patio llamaron la atención del dueño, un hombre de 76 años cuya movilidad se encuentra reducida debido a la reciente amputación de una pierna. Su esposa, de 70 años, se levantó y fue a ver.

Al llegar a la cocina, la mujer se topó con 5 desconocidos que estaban hurgando en sus cajones. Intentó ponerse a resguardo, pero enseguida la redujeron con amenazas y la obligaron a permanecer en silencio. Cuando entraron a la pieza, los ladrones tomaron contacto con el marido.

Ambos fueron obligados a permanecer en el lugar custodiados por uno de los ladrones, mientras los restantes registraban todos los ambientes para cerciorarse de que no hubiese nadie más allí. Sin mediar palabra, ante los rostros sorprendidos y aterrados de sus víctimas, comenzaron a exigir a la pareja que revelara dónde tenía guardados “los dólares”.

Aprovechándose de la imposibilidad de los damnificados para escapar o pedir ayuda, una y otra vez uno de los sujetos amenazó al matrimonio con golpearlos si no entregaban los ahorros. Mientras tanto, los demás hampones- literalmente- daban vuelta la casa.

A diferencia de lo que sucede en la mayoría de los asaltos en viviendas, donde los delincuentes se ensañan, particularmente, con la pieza, en busca de plata o efectos valiosos, en este caso la banda revisó todo, como si tuvieran la convicción de que allí había una fuerte suma. Es por eso que en el entorno de la familia no descartan que los intrusos tuvieran un dato equivocado.

Quizás te interese  Operativo "banana blanca"

Después de varios minutos de interrogatorio, los implicados cedieron cuando el jubilado se mostró dispuesto a entregar uno de sus bienes más preciados: las alianzas de oro. Así, tras media hora de registro y de interrogatorio, los sujetos lograron armar un botín compuesto por billetes de baja denominación que fueron encontrando y los anillos de la pareja.

Sin que nadie se percatara de la situación, ambos sujetos abandonaron la propiedad por el frente de la vivienda. En las últimas horas, la policía recolectó imágenes de cámaras de seguridad de la zona para obtener alguna pista que conduzca a los hampones.

En el barrio, el hecho volvió a encender alarmas y los vecinos reclaman más patrullajes preventivos.
En tanto, una vecina indicó que a raíz del episodio decidió instalar alarma en su domicilio. “Hay que tomar recaudos. Es muy preocupante lo que sucedió”, destacó.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.