Dos parricidios en tres días en el Conurbano: uno de los acusados dijo que el padre lo "tenía cansado"

"Mi viejo me tenía cansado". Ese fue el "argumento" que lanzó el hijo de Atilio Pachu (83) después de que lo detuvieron acusado de matar a su padre, descuartizar su cuerpo y abandonarlo en una valija, en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, en el municipio de Lanús. La policía allanó su domicilio, donde encontraron más restos de la víctima. 

Un par de días antes, un hombre de 36 años fue acusado de asesinar con un destornillador a su propio padre y a la mujer de éste, en otra localidad bonaerense. En este caso el disparador habría sido el dinero, informaron fuentes oficiales.

El primero de los casos mencionados se descubrió en la madrugada del día de Navidad, después de que un vecino llamó al 911 para denunciar que había encontrado una maleta negra de grandes dimensiones abandonada en una plaza de República Argentina y Paso de la Patria, que la había abierto para ver qué contenía y que se topó con un cuerpo desmembrado.

Los efectivos de la comisaría 3.ª. de Lanús, con jurisdicción en esa zona, acudieron enseguida y constataron que los restos estabam envueltos en una sábana con manchas de sangre. Más tarde, los peritos determinaron que se trataba de un hombre mayor y delgado, al que le habían amputado la cabeza, las manos y el pie derecho.

Los investigadores comenzaron a analizar entonces las imágenes de las cámaras de seguridad de los alrededores, pudiendo establecer que la valija fue arrojada en la plaza alrededor de las 2.40. Al continuar con el análisis de esos videos  reconstruyeron el recorrido inverso que pudo haber hecho quien trasladó la valija y así arribaron hasta un domicilio de la zona, a través del cual pudieron identificar a la víctima.

Quizás te interese  Secuestraron un cargamento de marihuana en Misiones

Al llegar a esa propiedad, ubicada a unos 300 metros de la plaza, los efectivos detuvieron a Alexis, hijo de la víctima, un cocinero de 46 años, quien quedó registrado en las imágenes de las cámaras de seguridad saliendo de allí con una valija con rueditas. El sospechoso les dijo a los uniformados que su padre “lo tenía cansado” y les indicó dónde estaba el resto de las partes del cuerpo. Los peritos hallaron la cabeza y un pie ocultos en el freezer, mientras que las manos aparecieron adentro de una bolsa ,en los fondos de la misma casa.

A su vez, en el domicilio del sospechoso se secuestró una cuchilla y se hallaron manchas hemáticas y signos de arrastre, dijeron los voceros policiales. Más allá de la contundencia de las evidencias y la "confesión" informal que el acusado habría hecho ante los policías, esos dichos no tienen validez legal si no las ratifica en la indagatoria ante el fiscal Martín Rodríguez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Lanús. El funcionario estuvo en la escena y dio algunas directivas para avanzar en la pesquisa.

El fiscal dispuso el traslado del cuerpo dentro de la misma valija para que sea analizado en su conjunto en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora, donde se realizará la autopsia. ”Todavía no sabemos las causas de muerte, esperaremos el informe de los forenses en la morgue. Lo que sí está claro es que la intención de el o los asesinos con esta mutilación fue complicar la investigación”, dijo  un investigador.

La causa se caratuló como homicidio calificado . Hasta ahora la hipótesis más fuerte es que el asesinato se produjo luego de una discusión familiar. Poco más de 30 minutos del brindis de Navidad y en medio de la soledad de una madrugada lluviosa, las cámaras de seguridad de Valentín Alsina, municipio de Lanús, grabaron el video de un hombre que trasladaba por las veredas una valija con ruedas de importantes dimensiones. Lo que no se sabía hasta el momento era que dentro de ese equipaje el sospechoso llevaba guardados gran parte de los restos desmembrados del cuerpo de su padre y que minutos después abandonaría el equipaje en una plaza de la zona.

Quizás te interese  Asaltaron a una mujer y 48 horas después quisieron robar su casa con las llaves, pero un policía frustró sus planes

Cuando la Policía de la Provincia de Buenos Aires y los investigadores dieron con el macabro crimen, luego de que un vecino hallara la valija y la abriera, analizaron los registros fílmicos de la zona para intentar determinar cómo había llegado el equipaje a un predio ubicado en la esquina de República Argentina y Paso de la Patria. Las imágenes fueron contundentes. El análisis en sentido inverso permitió ubicar al presunto asesino en el domicilio de la víctima Atilio Pachu, de 83 años: se trataba de su hijo, Alexis.

VILLA BALLESTER

Por otro lado, Osvaldo D´Ottavio, un hombre de 75 años, y su pareja, Miriam Lucía Marengo, de 63, fueron asesinados el viernes pasado en la calle Italia al 4700, en la localidad bonaerense de Villa Ballester, partido de San Martín. El hallazgo de sus cadáveres se produjo luego que los hijos de Marengo, preocupados por la falta de noticias de su madre, alertaron al 911.

La inspección de los forenses reveló que las víctimas, cuyos cuerpos se encontraban en diferentes partes de la casa, habían sido atacadas con un destornillador. Se determinó que el agresor ingresó al domicilio escalando uno de los muros perimetrales. Por lo pronto, no se trató de un hecho de inseguridad. Fuentes judiciales afirman que el presunto autor del crimen es un hijo del hombre fallecido, un individuo de 36 años El sospechoso, cuya identidad se mantiene bajo reserva, ingresó al Hospital Eva Duarte de San Martín con heridas compatibles con las maniobras de defensa de las víctimas, lo que llevó a su detención.

Quizás te interese  Cuando se apaga la luz, se enciende la locura de la inseguridad en La Plata

La fiscal Gabriela Disnan, de la UFI N° 5 del Departamento Judicial San Martín, lo indagó por el homicidio agravado por el vínculo con su padre y el femicidio de su madre. Sin embargo, el acusado se negó a declarar. Tras la indagatoria, la fiscal solicitó al Juzgado de Garantías del caso la detención formal del sospechoso. Varios miembros de la familia afirmaron que el acusado tendría problemas psiquiátricos, pero no existe constancia de esta situación médica en la causa. La fiscal Disnan ordenó pericias para determinarlo.

Fuentes del expediente aseguraron que el móvil del crimen, tal como en el caso de Martín Del Río, el empresario de Vicente López que hoy enfrenta un juicio por matar a sus padres en un falso robo, fue netamente económico. “Con frecuencia, el acusado llegaba a la casa de su padre para pedir dinero, principalmente parte de una herencia”, detalló un investigador clave en el expediente. El padre asesinado se dedicaba a la fabricación de plásticos, según sus registros comerciales. Su madrastra había denunciado al agresor en al menos dos ocasiones durante 2020.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.