El femicida de Olmos le habría gritado a su mujer, mientras le pegaba, "decime dónde está tu macho"

El fiscal Marcelo Romero pidió la detención de dos hombres por el salvaje femicidio de la mujer de uno de ellos, en una quinta de Olmos, a golpes y por celos, informaron fuentes judiciales. En caso de que se confirme la solicitud, en las próximas horas serán indagados por "homicidio calificado por haber sido perpetrado por un hombre a una mujer mediando violencia de género" y doblemente calificado en el caso de la pareja, por el vínculo.

Según figura en el pedido de detención, el hecho ocurrió alrededor de las 21.30 del sábado en un sector de quintas situado en 238 y 80, en Lisandro Olmos, donde Camila Mendoza, una chica de 25 años oriunda del Chaco, fue asesinada a trompadas. Los acusados son su pareja, Juan Carlos "El Chino" Segovia (45), con quien llegó a La Plata hace alrededor de un mes, para trabajar en las quintas, y Federico "Tony" Retamozo, otro lugareño que le habría "llenado la cabeza" a Segovia contra la víctima.

Federico "Tony" Retamozo. Lo acusan de "arengar" al femicida y no hacer nada para frenar la golpiza

A criterio de Romero, ambos sujetos, "valiéndose de su condición de hombres y en desmedro al género opuesto, agredieron a Camila Marianel Mendoza, quien resulta ser la pareja de uno de ellos, con la clara intención de matarla, le propinaron gran cantidad de golpes en su rostro y en su cuerpo".

El principal testigo es el hombre sindicado como presunto amante de la víctima, quien declaró, en relación con lo sucedido esa noche.

"Observo que venían caminando" Retamozo y Segovia junto a "la mujer de este último, de la cual no conocía su nombre hasta el día de hoy, que me enteré que se llamaba María, sin saber su apellido ... que ya siendo las 21.30" él estaba "nuevamente cerca de unos contenedores vacíos que están al lado de un galpón, cuando comienzo a escuchar gritos que venían del lado donde están la casas y entendía que se trataba de Tony y El Chino, que venían gritando 'dónde está el pelado..."

Quizás te interese  Radiografía de las bandas delictivas que llegan de Chile y atacan en el AMBA

"Pelado" es el apodo del testigo, quien continuó relatando: "Escuchaba gritos de una mujer que pedía auxilio ... yo decido esconderme detrás de los contenedores .. y cuando llega Tony le decía a El Chino 'mirá cómo salió a correr Jorge... ya le va a caber... encima le entró a tu mujer'. Ahí entendí que por lo visto Tony le había dicho a El Chino que yo estaba teniendo una relación con su mujer, pero era mentira, ya que ni conocía su nombre".

Contó el testigo que "en ese momento salgo corriendo ... donde comienzo a pedir ayuda para que llamen a la policía, dado que noté que la mujer de El Chino estaba lastimada ... al llegar  a donde terminan las casas noto que ella estaba tirada en el suelo con el rostro rojo salgo corriendo y veo que estaba Tony, quien comienza a gritarme invitándome a pelear y como yo se que suele tener un cuchillo en la cintura, tomé un trozo de madera y comienzo a golpearlo hasta reducirlo".

Precisamente, Retamozo fue detenido en la escena por policías de la comisaría Decimoquinta que llegaron minutos después. En el lugar secuestraron la remera que tenía colocada en el momento del hecho, con manchas de sangre. Segovia escapó y trató de esconderse en unos pastizales a la vera de la ruta, donde finalmente lo atraparon.

El cuerpo de la joven quedó tendido entre los pastizales de la quinta, “con el torso desnudo y manchas de sangre”. Mendoza, según se informó, sufrió diversos traumatismos aunque, y a primera vista, no se observaron lesiones de arma blanca o de fuego. “Tenía golpes por todas partes del cuerpo. Le destrozaron la cara, la boca, le fracturaron costillas y varias lesiones que
indefectiblemente le provocaron la muerte”, revelaron fuentes oficiales.

Quizás te interese  La familia de un jugador tripero en la mira por presuntas estafas piramidales

RELATO DEL HORROR

Otro testigo del femicidio contó que aquella noche vio a "El chino" caminando junto a su mujer: "Agarraba de los pelos a Camila, que tenía la cara ensangrentada y él le decía 'decime dónde está tu macho'. En determinado momento ella se sienta encima de un cajón y El Chino estaba parado a su lado mientras le pegaba cachetazos en su rostro"

Fuentes policiales indicaron a este diario que el asesino habría encontrado a la joven víctima junto a un compañero de trabajo en una situación de supuesta infidelidad, pero el sindicado amante negó tal relación.

Segovia actualmente se encontraba trabajando en una zona de quintas del cordón frutihortícola de Olmos, donde también lo hacía el otro hombre implicado, y según revelaron las
fuentes, los dos habían llegado a vivir a La Plata aproximadamente hace un mes.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.