En "guerra" contra la delincuencia: en La Plata a la Policía le tiraron con un M-16

A 84 kilómetros de La Plata, en la localidad de Hurlingham, cabecera del partido ubicado en la Zona Oeste del Gran Buenos Aires, el robo de un auto fue el primer paso de una banda que literalmente estaba armada hasta los dientes. Con ese vehículo los ladrones llegaron a la Ciudad y se pusieron a dar vueltas en la Zona Norte a la búsqueda de una víctima.

Fue un mecánico de 63 años al que sorprendieron entrando en su domicilio de la calle 23 entre 482 y 483, en Gonnet, donde lo redujeron y le robaron dinero en efectivo, un teléfono celular y las llaves de una camioneta Amarok.

Minutos después, con los delincuentes en plena fuga, el damnificado dio aviso al 911 de lo que le había sucedido y aportó un dato clave: el grupo agresor circulaba a bordo de un Ford Focus de color gris, patente LVL-264, que se correspondía a otro rodado.

De acuerdo al reporte oficial, ese coche pudo ser avistado a unas cuadras del lugar, en 28 bis y 462 de City Bell, donde se inició una persecución con balizas y sirenas encendidas. De arranque, a los efectivos, pertenecientes al Escuadrón Táctico Uno Motorizado de la Policía Local, los sorprendieron con una ráfaga de disparos. La cantidad de balas que surcaron el aire, llamó enseguida la atención.

Según fuentes del operativo, con apoyo de varios patrulleros, “empezaron a sentir impactos por todos lados y hubo que repeler la agresión con las pistolas reglamentarias”.

Las razones de ese poder de fuego se supo después cuando, finalmente, lograron encerrar al coche que tenían marcado. Eso sucedió en la calle 419 entre 15 y 16, ya en Villa Elisa. Los criminales tenían un fusil de origen norteamericano M-16, con capacidad de expulsar unos 30 proyectiles por cargador calibre 223. Y en pocos segundos.

Quizás te interese  Internación compulsiva para el martillero que quiso degollar a un albañil en Gonnet

Se trata de un arma especialmente diseñada para la guerra. De gran alcance y letal. Los mismos voceros indicaron que, pese a la diferencia de armamento, “los efectivos le pusieron el pecho a las balas y siguieron adelante. Fue encomiable su accionar”.

Tanto que los tres integrantes del grupo delictivo cayeron detenidos y heridos. Uno de 28 años con un balazo en la pierna derecha, otro de 35, con impactos en el abdomen y en la pierna izquierda, y el tercero también con un tiro en una pierna. Dos de los acusados son oriundos de Hurlingham y el cómplice de Florencio Varela. Este último es el que quedó internado en estado reservado.

Demás está decir que, apenas tuvieron que frenar la marcha del vehículo, por razones obvias, al estar heridos, hubo un intento de evasión a pie, que no duró nada.

Dos de los ladrones cayeron presos en el lugar y al tercero lo atraparon en Hurlingham, según contaron fuentes judiciales.

Como resultado del procedimiento se incautó además una pistola calibre 9 milímetros, otra calibre 45, un revólver calibre 38 largo, una caja con municiones 9 milímetros, 7.760 pesos, una caja con municiones del fusil, una bolsa con precintos y un cargador con municiones calibre 45.

Presente un equipo de emergencias del SAME, se decidió el traslado de los baleados al Hospital San Roque de Gonnet, en el que quedaron internados, uno, como se dijo, con pronóstico reservado.

Asimismo, se supo que, en medio del infierno de balas, un ocasional automovilista recibió un disparo en el parabrisas de su auto, el plomo pegó en el volante y cayó al piso, aunque terminó con una herida en la mejilla producto de una esquirla de vidrio.

Quizás te interese  Terror extremo en una vivienda de Lisandro Olmos por una entradera

La fiscal penal en turno de La Plata, Cecilia Corfield, se hizo presente en la escena, desde donde comenzó a coordinar todas las tareas periciales y operativas, sobre todo en busca de lograr la captura del prófugo.

En principio, la imputación es por el delito de “tentativa de robo calificado (modalidad entradera), tenencia y portación de arma de fuego y atentado y resistencia a la autoridad”.

Cabe destacar que esta no es la primera vez que hampones del Conurbano llegan a la Ciudad para concretar un asalto. De acuerdo a varios investigadores, muchas bandas actúan impulsadas por la media económica que existe en La Plata, sobre todo en la parte norte del distrito.

“En relación a varias zonas del Gran Buenos Aires, acá el nivel de vida es significativamente mayor. Por eso muchos delincuentes se ven tentados en la creencia de poder obtener grandes botines”, explicaron.

OTRO ENFRENTAMIENTO

En una jornada de máxima operatividad, dos ladrones armados protagonizaron ayer una cinematográfica secuencia de hechos delictivos en la localidad platense de Los Hornos, que terminó con un tiroteo con la Policía y uno de los hampones detenido.

Todo comenzó en horas de la tarde, en 159 y 50, donde los sujetos portando armas de fuego se robaron una camioneta Ford EcoSport blanca y huyeron.

Tras ello se montó un operativo policial en el que participaron policías de la comisaría decimocuarta, Caballería, Infantería y Motorizada Departamental.

La búsqueda dio resultados en 52 y 161, pero los delincuentes descendieron del rodado y se echaron a correr a campo traviesa, a balazo limpio. Uno, igualmente, terminó preso y a disposición de la Justicia.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.