Entraron a las patadas y escaparon con casi un millón de pesos, pidiendo perdón

Una banda de ladrones irrumpió en una casa de Villa Elvira y aterrorizó por más de una hora a su dueña, al padre de 95 años y a la pareja de 80, para huir con casi un millón de pesos, entre moneda nacional y dólares.

El golpe pasó entre las 7.30 y las 8.20 de la mañana del lunes en una casa de 77 entre 13 y 14, donde irrumpieron tres sujetos que actuaron encapuchados, con guantes y muchísima violencia. Lo primero que hicieron fue ordenarle a la dueña de la propiedad que no gritara y contarle que tenían el dato de que allí vivía "una italiana que cobra una jubilación en dólares".

La mujer les confirmó que el dato era parcialmente cierto: quien reside en el lugar es la esposa de su padre, pero aclaró que "no cobra en dólares". No le creyeron: dos de los ladrones ingresaron rompiendo a patadas la puerta del cuarto de los jubilados y los amenazaron de muerte.

“Le apoyaron un arma de fuego en la cabeza a los dos, con todo lo que significa para
alguien como papá, que tiene 95 años, y para su pareja, de 80”, lamentó la mujer en una entrevista con el diario El Día.

A ella la obligaron a sentarse en su cama y le ataron las manos con un pantalón del uniforme de su trabajo. También le taparon los ojos y la boca con una campera que anudaron al cuello, le dieron una cachetada y le pincharon un brazo con algo que no llegó a ver.

"El mismo delincuente me hizo ir hasta la puerta del dormitorio de papá, donde me pidió que me quede ahí parada, siempre con los ojos vendados”, apuntó. Luego la llevaron hasta el baño, donde le permitieron permanecer sentada en una silla.

Quizás te interese  Rosario como en pandemia, pero por los narcoterroristas

Desde allí escuchó a los intrusos amenazar a su padre con cortarle un dedo y sugerir que iban a matarlo. Por fin escaparon llevándse 2.500 dólares, 8.000 pesos, anillos y una campera, entre otras cosas.

A su padre le robaron 140.000 pesos, al menos dos relojes y cuchillos y, a la pareja, ropa. Uno de los ladrones, que se dio el lujo de "modelar" un tapado de la jubilada, pidió "disculpas" antes de escapar: "No los lastimamos, perdonanos. Yo también tengo que comer"

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.