Estuvo junto a los acusados, fue preso, lo sobreseyeron y ahora dice: "Vengo a ayudar, Justicia por Fernando"

Los periodistas que cubrían desde temprano la previa de la decimoprimera audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa se sorprendieron al escuchar las palabras de Juan Pedro Guarino (22), uno de los pibes que viajó y se hospedaba con los ocho que ahora están sentados en el banquillo, estuvo preso por el caso y fue sobreseído: "Vengo a ayudar, justicia por Fernando”, lanzó el joven, que llegó solo a los Tribunales de Dolores y entró de la mano de un policía.

Guarino se desmarcó del grupo desde el primer momento, igual que su familia. De hecho, se dijo entonces que ni sus padres ni su novia querían que viajara con esos chicos a Villa Gesell. Juan Pedro logró convencerlos de que ante el menor inconveniente, prometía volverse y se habló de mensajes en los que estaba horrorizado con lo que veía y vivía. Guarino era (o es, no se sabe) muy amigo de Ciro Pertossi, con quien compartió un viaje de 6 meses a Nueva Zelanda.

Al lugar arribó además Alejo Milanesi (23), otro integrante del mismo grupo que también fue sobreseído, y Tomás Colazo (20), amigo de los ocho imputados, quien estuvo en el lugar y fue señalado como "el sospechoso número 11" por la querella, aunque no está implicado en la causa por la golpiza mortal. Ambos se mantuvieron en silencio. En una jornada que se prevé será extensa, fueron citados, además, tres amigos con los que chateó el acusado Blas Cinalli tras el ataque a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell, el 18 de enero de 2020; la madre de este imputado y la de Máximo Thomsen (23).   

Quizás te interese  María Ninfa "Nina" Aquino otra vez a declarar por la masacre de Vicente López
Milanesi y Guarino, cuando fueron excarcelados

Facundo Thomsen, el hermano de Máximo, llegó a Dolores junto a la arquitecta Rosalía Zárate (58), madre de los dos: “Paren un poco”, pidió a los medios. Hoy la mujer declarará como testigo en la causa y será la primera familiar de los imputados en brindar testimonio. También ingresó al tribunal Marcos Pertossi, familiar de Luciano y Ciro.

Juan Pablo Davila, fiscal de la causa, aclaró que, sin importar lo que declaren, Guarino y Milanesi no pueden ser imputados por el mismo hecho, ya que "Un sobreseimiento tiene efecto de cosa juzgada. No se ha desprendido de la causa que estuvieran activamente en el ataque", aseguró, no sin explicar que, "en un caso de posible falso testimonio, se inicia una causa por separado, se investiga qué pasa. Pero son un testigo más, están sobreseídos y estuvieron en el lugar".

"Hay que ver qué dicen ellos. Cuando uno declara está obligado a decir verdad, vamos a ver qué declaran. Vamos a ver respetuosamente qué surge de su testimonio”, marcó Dávila, que sin embargo aclaró que ni Guarino, ni Milanesi, ni Tomás Colazzo (el “sospechoso número 11”) fueron propuestos por la fiscalía. En cuanto al último joven, señaló: “Él está declarando como testigo. Él no paraba con ellos, no estaba en esa vivienda”, detalló el fiscal.

Tampoco la mamá de Máximo Thomsen ni la de Blas Cinalli, María Paula Cinalli, son testigos elegidas por la fiscalía. “Lo que ellas manifiesten no puede ser en contra de sus hijos, vamos a ver qué se desprende. No podemos hacerles preguntas que incriminen a sus hijos”, indicó Davila. Y recordó que está previsto que las audiencias terminen el miércoles, cuando se cumplan tres años del asesinato de Fernando.

Quizás te interese  El "Tete", los jueces y una polémica que recién empieza

Por otro lado, El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, planteó que luego de que se produzca toda la prueba en el juicio por el crimen y terminen los alegatos, desde la fiscalía volverán a hacer un examen de la causa y se producirá así la acusación definitiva para los ocho imputados.

“La fiscalía no tiene la obligación de acusar sí o sí a todos. Lo remarco para que la defensa tenga las garantías de que la fiscalía va a actuar con el deber objetivo. Cuando hubo que pedir sobreseimientos, lo ha hecho”, advirtió Escoda. Y agregó: “Si la fiscalía entiende que corresponde la perpetua para todos, así lo va a pedir. La discusión va a versar sobre la prueba. Cada parte va a argumentar. Si encontramos argumentos para solicitar perpetua, así lo vamos a hacer; y si no, no”.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.