Hipótesis en el crimen de Joaquín: amor adolescente, golpiza feroz y el fantasma del bullyng

Mariela Flores, la madre de Joaquín Sperani, el chico de 14 años que fue asesinado a golpes por su mejor amigo y compañero de colegio, de 13, dijo que la fiscalía baraja como principal hipótesis que el confeso homicida estaba enamorado de la víctima.

Los padres de Joaquín

Mientras tanto, continúa la conmoción en Laboulaye, la localidad del sur de Córdoba que fue escenario de este caso aberrante, por el que los vecinos ya marcharon en reclamo de justicia. La madre de Joaquín pidió el apoyo de esa comunidad y de la prensa local y nacional. “Acompáñenme, necesito saber qué pasó con mi hijo. Mi hijo fue a la escuela, necesito que se hagan responsables. Fue mi hijo, un chico sano… mañana puede ser cualquiera de ustedes. Quiero que investiguen qué está pasando ahí, porque detrás de eso, donde encontraron a Joaquín, hay algo más. Que la escuela se haga responsable. Su bicicleta quedó en la escuela y me lo entregaron en un cajón. Presiento que hay algo más, que no fue solamente L. [el menor detenido por el crimen], que puede haber más. Quiero que se investigue bien. Quiero todo el recorrido, verlo con mis ojos, porque quiero ver con quién se cruzó”, dijo Mariela.

Algo parecido opinan otros familiares de Joaquín, como Ernesto, su tío, quien se declaró convencido de que debieron actuar "dos o tres menores más", por el tipo de lesiones que presentaba su sobrino y el hecho de que  el acusado es físicamente más chico que la víctima. Recordemos que, según la autopsia, el adolescente sufrió un traumatismo de cráneo y daño encefálico, a causa de más de 18 golpes en la cabeza. En tal sentido, vinculó el ataque a los episodios de bullying que habría padecido en la escuela a la que iba.

Quizás te interese  Masacre en José C. Paz
La imagen de Joaquín y el confeso homicida, el día de la desaparición

Hoy, los padres de Joaquín se reunirán con el juez de Control, Niñez, Adolescencia, Penal Juvenil, Violencia Familiar y de Género y Faltas de Laboulaye, Sebastián Moro, con la esperanza de  saber si hay más implicados en el crimen.

Anoche,  unos 400 vecinos, familiares y amigos partieron desde el IPEM 278, la secundaria a la que iban a la que asistían la víctima y su victimario, para caminar hasta la plaza de la ciudad. Es la primera vez que hay un reclamo de estas características en la ciudad. 

PERFIL DE LA VÍCTIMA

Joaquín Seperani era el mayor de cinco hermanos, jugaba al fútbol en la categoría sub 15 del club Huracán. Era arquero pero muchas veces se lo escuchó querer ser camionero de grande, como su padre. Vivía en el barrio Chacarita, en zona oeste.

Todos los días, como es habitual entre los adolescentes de Laboulaye, iba en bicicleta a la escuela. El jueves salió a las 14:57 de casa, por última vez. Su bicicleta estaba en el patio del colegio en el momento en el que fue denunciada su desaparición.

Lugar donde hallaron el cuerpo

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.