Internación compulsiva para el martillero que quiso degollar a un albañil en Gonnet

El martillero de 32 años que casi pasa a degüello a un albañil que trabajaba en su casa de Gonnet, situada en las calles 493 entre 15 y 15 bis, sería internado compulsivamente en un centro psiquiátrico a pedido del fiscal que instruye la causa, Marcelo Romero.

"Del informe médico se desprende que el imputado se encontraba desorientado en tiempo y espacio, con amnesia del episodio ocurrido e ingesta de una pastilla, que no supo precisar cuál era”, según fuentes judiciales.

Por lo expuesto, por representar riesgo para sí y/o para terceros, es que se solicitó su evaluación por un equipo de Salud Mental de un hospital público, aunque tanto en el hospital San Martín como en el de Melchor Romero se habrían negado a practicarle dicho reconocimiento médico. Las razones no trascendieron, pero seguramente serán motivo de una investigación adicional.

Lo concreto fue que, ante tal situación y entendiendo el fiscal Romero que el acusado está bajo tratamiento psiquiátrico por antecedentes de consumo problemático de múltiples sustancias, conductas de impulsividad y agresividad, en el marco de un cuadro psicótico, hace aproximadamente un año, existiendo razones de necesidad y urgencia que ameritan ponerlo a resguardo, es que pidió esa medida al juez de garantías Pablo Raele, quien la avaló

En su planteo, el fiscal Romero argumentó que “un sujeto masculino se tornó violento con Marcos Rodríguez , un empleado que se encontraba realizando tareas de mantenimiento en la vivienda y con una cuchilla lo agredió en el lado izquierdo de su rostro, ocasionándole lesiones que a la postre han sido calificadas como de carácter graves”.

Quizás te interese  La Loma es todo dolor por el asesinato de un periodista y docente universitario

Al parecer, siempre a decir de voceros de la investigación, el atacante, en su estado de alteración, confundió al operario con un ladrón. La víctima estaba junto a otro trabajador, que se retiró un momento para realizar una compra en una ferretería y, al regresar, se topó con un escándalo fenomenal.

“Al grito de salgan, salgan, es un ladrón”, el martillero, en su confusión, quiso poner a todos a resguardo. Sin embargo, pese a que le decían quién era la persona herida y le preguntaban por qué había hecho semejante cosa, nunca pudo dar respuestas coherentes.

Desde el vamos, en base al reporte de las mismas fuentes, “se notó que padecía un desborde psíquico, de no comprender lo que estaba sucediendo”. El hecho provocó un verdadero revuelo en esa zona de la Ciudad y pone otra vez la lupa en las cuestiones de salud mental.

En lo que va de 2022, ya hubo dos homicidios en La Plata con acusados que padecen problemas psiquiátricos. Uno, en marzo en City Bell, donde un chico de 16 años mató a la pareja de su madre, cansado de presuntos maltratos, y el más reciente, de hace pocos días en Los Hornos, cuando un hombre degolló a su madre y después intentó tomar un cóctel de pastillas.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.