Investigan la muerte de un joven en una clínica psiquiátrica de La Plata

La Justicia penal de La Plata investiga la muerte de un hombre de 33 años que estaba internado en una clínica de salud mental de esta ciudad, ya que hay sospechas de posibles irregularidades en su asistencia. La causa quedó bajo la instrucción de la fiscal María Cecilia Corfield (UFI 15), para determinar si a la víctima le suministraron opioides para calmarla cuando sufría una descompensación y, si  esa sustancia, pudo tener que ver con el deceso.

Esta triste historia tiene como protagonista a Jonathan Marrupe Lozano y a los responsables de su atención en el centro de internación, que están bajo la lupa de la Justicia. Los familiares del joven están convencidos de que su muerte sobrevino por sobremedicación de sedantes, pero además mencionaron que en ese lugar, situado en el barrio Hipódromo, lo mantenían en condiciones deplorables.

Según trascendió de fuentes oficiales, la última novedad en el expediente la aportó el médico de la ambulancia que llegó a la clínica para asistir “un problema respiratorio”, como aparentemente le habían dicho cuando activaron la emergencia.

Sin embargo, al llegar al instituto, se encontró con un panorama totalmente diferente. Le hablaron de un “bolo fecal” y de “una hemorragia”. En esas circunstancias, el profesional destacó que, los parámetros que observaba en el paciente, nada tenían que ver con el cuadro que le fueron comentando, incluso, en medio de la atención.

Por eso avanzó en la revisión y descubrió una “miosis puntiforme en los ojos, que es producto solamente a mi entender clínico de una intoxicación con opioides”, expresó  ante una instructora de la causa.

Quizás te interese  Encapuchados golpearon y ataron a una abogada de 73 años en su casa de City Bell

En base a lo que figura en el expediente, el médico de la ambulancia solicitó entonces “naloxona”, que es el antídoto para ese cuadro, según su consideración, aunque en el lugar no lo tenían y por eso tuvo que mandar a un hermano de Marrupe Lozano a tratar de conseguirlo en cualquier farmacia u hospital.

El paso de las horas y, la ausencia del fármaco, terminaron desencadenando al menos seis paros cardiorrespiratorios y su deceso, detallaron los mismos voceros. En su testimonio, además, el médico de la ambulancia expresó la nula colaboración de su colega a cargo de la clínica. Mencionó el profesional la "ausencia de elementos para atender la situación" y también refirió “falta de voluntad”.

Mientras tanto, la familia de Marrupe Lozano, que cuenta con la asistencia letrada de los abogados Fernando Palazzo y Christian Parodi, continúa pidiendo justicia.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.