La Loma es todo dolor por el asesinato de un periodista y docente universitario

El dolor es enorme y, la pérdida física ha dejado un vacío en la familia de Silvio Peroni, quien, en la madrugada de ayer, fue brutalmente asesinado a sangre fría en el interior de su domicilio ubicado en el barrio de La Loma.

Peroni, de 53 años, era periodista y un docente muy querido en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Aunque todavía no está del todo claro qué fue lo que sucedió y, está bajo materia de investigación, fuentes policiales indicaron a este diario que la víctima recibió 10 cuchillazos tras forcejear e intentar defender a su madre de las manos de un delincuente durante un aparente intento de robo en su casa, que terminó de manera trágica.

Además los vecinos, tras ver las imágenes de las cámaras de seguridad, aseguran que se trata de un ladrón "conocido", quien ya cometió otro ataques en la zona.

El dramático hecho de ayer apenas duró unos minutos. Personal de la comisaría cuarta arribó al lugar rápidamente tras un llamado al 911, que alertó que en 26 entre 39 y 40, cerca de la 1 de la mañana, se había producido un episodio delictivo.

Al llegar , los efectivos se encontraron con el docente en estado inconsciente y sin signos vitales. Luego de tareas de reanimación, llegó la ambulancia y, pese a que siguió el protocolo adelante, los médicos constataron su deceso.

Testigos manifestaron que momentos antes el atacante había entrado silenciosamente por el fondo de la casa, hizo ruido y tomó por sorpresa a la madre de Peroni, a quien amenazó con un arma blanca.

Quizás te interese  Dos parricidios en tres días en el Conurbano: uno de los acusados dijo que el padre lo "tenía cansado"

Habría sido en esa situación que, ante los gritos que se escucharon, Peroni intentó defenderla y se trenzó con el intruso, quien en el forcejeo le aplicó las estocadas en la zona abdominal, que le provocó el deceso por un shock hipovolémico secundario a una de esas heridas, según el informe de autopsia.

En el lugar trabajó la Policía Científica, que buscó elementos que ayuden a esclarecer cómo sucedieron los hechos. En este contexto, fuentes policiales aseguraron que Peroni, al ver que su mamá estaba amenazada por el delincuente, “no pudo evitar salir y tratar de sacárselo de encima”.

El caso, que causó gran conmoción en el barrio, está siendo investigado por el fiscal Martín Almirón, además de detectives de la DDI local, que se abocaron a contactar testigos y al análisis de las cámaras de seguridad para identificar y localizar al homicida, que escapó sin robar nada.

DOCENTE E INTELECTUAL

La muerte de Silvio Peroni generó un nuevo reclamo vecinal por la inseguridad, que se vive en La Plata. Peroni era periodista, pero además se desempeñaba como docente de la materia “Análisis de la Información” en la Facultad de Periodismo de la UNLP, que horas después de trágico suceso, lamentó su partida.

“Lamentamos el fallecimiento del profesor Silvio Peroni. Acompañamos y abrazamos con profundo dolor a la familia, amigos/as, compañeros/as del docente de esta casa de estudios, Silvio Peroni, quien perdió su vida anoche en un lamentable episodio”, escribió la Casa de Altos Estudios platense. Según pudo saber este diario, en el domicilio donde se cometió el crimen, vivía la víctima junto a sus padres, dos personas mayores de 80 años. Era soltero y no tenía hijos y, quienes lo conocían contaron que “era muy estudioso e introvertido”.

Quizás te interese  Un comisario resistió su detención en Varela y terminó con un tiro en un tobillo

Además, con mucha nostalgia y tristeza, destacaron que “le gustaba la filosofía y leía mucho”, y que fue uno de los mejores promedios de su promoción. “Era brillante”, lo describieron.

Por otro lado, también dijeron que “por su personalidad no pudo integrarse en los medios de comunicación” y que “era más un académico”. Peroni no sólo dedicaba su tiempo a la docencia, profesión que disfrutaba y amaba, sino que también en los ratos que le quedaba libre tenía un segundo trabajo: era empleado en una ferretería electrónica ya que, según revelaron sus allegados más cercanos, el sueldo de profesor no le alcanzaba para vivir.

El asesinato de Peroni no solo ha golpeado a sus seres queridos, sino que horas después de que el caso sea de conocimiento público, vecinos del barrio La Loma expresaron su dolor e indignación por un nuevo episodio de inseguridad, que según señalaron, “los dejó consternados”.

En esta línea, a pocas cuadras del asesinato del docente, frentistas señalaron a este diario que sobre 37 entre 23 y 24 habría actuado el mismo delincuente. “Maniató a una jubilada, le robó y se cambió la ropa con sangre”, relataron, mientras aseguraron que escapó por los techos. Todo esto es analizado a través de las cámaras de seguridad de la zona, aunque por ahora no hay rastros del homicida.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.