La "millonaria" que vivía como "pobre" en La Plata

Por más de 24 horas, el paradero de una mujer de 61 años motivó la puesta en marcha de un megaoperativo policial y judicial en La Plata, que incluyó un registro de urgencia y, hasta una excavación, ante la sospecha de que su cuerpo pudiese estar enterrado en su propia casa.

Todo empezó cuando se recibió un llamado a través de la Línea 145 de denuncias para casos de Trata, que alertaban sobre una extraña situación en deredor de esta persona.

Presentes en la vivienda de la mujer, ubicada en las lejanías de la localidad de Lisandro Olmos, los pesquisas se encontraron con una propiedad muy humilde y ya se tenía el dato de que la supuesta víctima sería titular de varios inmuebles, obviamente por una valuación millonaria.

Sin embargo, la finca era extremadamente precaria y, como nadie contestaba a los insistentes llamados, por orden de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo se derribó la puerta de entrada. Había mucho temor por su estado de salud, incluso con la posibilidad de un peor escenario.

Igual en el lugar no había nadie. Estaba detenido en el tiempo. Cosas podridas en la heladera y suciedad por doquier.

Lo único que se encontraba en buenas condiciones era un perro, que evidentemente alguien se encargaba de alimentar.

Los investigadores avanzaron con los trabajos de campo y llegaron a una presunta apoderada de una sobrina, que sería la única familiar de la "acaudalada".

La gestora, que empezó con declaraciones contradictorias y confusas, todas ellas por teléfono, quedó en pasar información precisa, la que llegó, misteriosamente, varias horas después: la mujer estaba en una residencia de ancianos de la Ciudad de Buenos Aires, sobre la calle Darwin al 800.

Quizás te interese  El presidente Alberto Fernández mandará al Ejército a Rosario

Hasta ese lugar se dirigió la Policía, que certificó la veracidad de la información. Pero ahora la fiscal Di Lorenzo quiere saber las causas de la internación, sobre todo por la edad de la mujer, y qué pasó con sus propiedades. Quién quedó a cargo de la administración.

La presunción es que pudieron correrla del medio para disponer de su patrimonio. ¿Por voluntad propia o en contra de ella? Ese es el gran misterio del caso.

 

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.