La Plata: castigaron con dureza a una familia para robarle 4000 dólares que guardaban para hacer un viaje

Los tres delincuentes que redujeron a una familia en Villa Elvira no estuvieron más de 10 minutos dentro de la casa de las víctimas, pero, para ellas, "fueron eternos". Es que la banda no solo amenazó de muerte a un matrimonio y a su hijo, sino que, además, les aplicó varios culatazos y despojó de una fuerte suma de dinero. Sucedió al filo de las 23 del miércoles pasado en 8 y 91, cuando Rita Gauna (63) y su esposo, de 84 años, despedían a su hijo de 28 en la puerta de su casa, porque  se iba a tomar el micro. Justo pasó por allí un grupo de delincuentes, que según testigos, se movilizaba en un automóvil Peugeot 206, de color gris.

"Vieron que teníamos  la puerta de entrada abierta, por lo que detuvieron la marcha, bajaron tres delincuentes y el cómplice se quedó al volante”, contó la mujer al diario El Día. Pistola en mano, redujeron a la familia. Al hombre lo obligaron a permanecer sentado en el sofá del living, mientras que a ella y a su hijo los llevaron al dormitorio matrimonial, "en mi caso, agarrándome de los pelos”, recordó.

Con gorritas y cuellos polares tapándoles la mitad de sus caras, los intrusos exigían oro y dólares, para lo cual "ablandaron" a los damnificados a puro culatazo en la cabeza y trompadas en todo el cuerpo.

“Conmigo y mi hijo estaba el más violento del grupo-dijo Rita-, que es el que dirigía a sus cómplices. Lo único que les pedí que no golpearan a mi hijo, porque tiene un retraso madurativo. Al menos con él tuvieron piedad”, rescató.

Su marido la pasó muy mal, ya que le aplicaron dos culatazos fuertes en la cabeza, que le abrieron cortes sangrantes, además de  golpes de puño que lo dejaron muy dolorido, que todavía siente en el cuerpo”.

Quizás te interese  Otro femicidio: asesinaron a una soldado en Bahía Blanca

En determinado momento, uno de los asaltantes le preguntó a Rita: "¿Querés mucho a tu hijo?", antes de advertirle, "dame toda la plata o te lo mato".

Aterrada ante la certeza de que esos hombres estaban dispuestos a todo, ella les entregó  4.000 dólares, que incluían la plata de la venta de un auto que el dueño de casa hizo antes de la pandemia, otros 90 dólares que eran del hijo y 15.000 pesos que ese día había retirado del cajero automático para gastos de la casa.

"Con parte de los dólares que nos robaron, mi marido y yo pensábamos hacer algún viaje. Pero ahora lamentablemente los van a disfrutar los ladrones”, lamentó esta mujer, no sin rescatar: "Al menos estamos vivos".

La pareja alquila esa propiedad desde hace tres años y éste es el primer atraco que sufren, aunque aclaró  que “el barrio viene complicado con la inseguridad. A la dietética de 7 y 91 le fueron a robar dos veces"”.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.