"Le dije a mi marido que vendamos todo y nos vayamos", contó la madre del nene baleado en La Matanza

Joaquín tiene 12 años y desde hace algunos meses empezó a hacer un recorrido de siete cuadras para volver del colegio a su casa de Ciudad Evita, en La Matanza. Fue ahí donde -alrededor de las 17.40 de ayer, miércoles -delincuentes le pegaron un tiro en la cara para quitarle una mochila que ni siquiera se llevaron. Joaquín está vivo de milagro o pura suerte, quién sabe.

"Sentí que mi mundo se partió, mi corazón está partido. Si bien no me quitaron la vida de mi hijo, nos truncaron los proyectos. Con qué necesidad... Si le querían robar, tenía sus dos cuadernos para ir al colegio. Este año empezó a salir solo, lo tuve que largar y siempre con este miedo, 'Joaqui mandame la ubicación' 'Joaqui, ¿llegaste?'. Lo más triste es que no le sacaron nada, es pura maldad", agregó Natalia, la mamá del chico que tuvo que ser trasladado al hospital Balestrini en patrullero, porque la ambulancia no llegó nunca.

Quien estuvo todo el tiempo a su lado, mientras perdía sangre por la herida, la boca y un ojo fue Jéssica, encargada de una pollajería que se asomó a la vereda apenas escuchó el disparo. Joaquín ya había pedido ayuda en un supermercado de la cuadra, pero nadie lo había auxiliado y estaba en medio de la calle.

Sólo atinó a llamar a su mamá y decirle "venime a buscar. Me pegaron un tiro".

La mujer, que atiende una pollería y tiene dos hijos de 14 y 17 años, corrió a ayudarlo. "Tenía un delantal en la mano, busqué lo que tenía para cubrirlo y parar la sangre. Estaba hablando con su mamá y le decía 'mamá me pegaron un tiro, estoy en el chino'. Lo llegué a sentar, le dije 'vos quedate conmigo'", contó Jéssica a distintos medios que se acercaron a cubrir la noticia. 

Quizás te interese  Un oficial mató al hijo del jefe de la policía provincial e hirió a su pareja, también de la fuerza

Fuentes judiciales confirmaron que la principal y única hipótesis es un intento de robo y buscan a dos jóvenes de entre 17 y 20 años, por el material que obtuvieron de cámaras de seguridad privadas, ya que en esa zona no hay dispositivos de monitoreo públicos. El hecho fue en la esquina de Maracaná y Avenida Juan Domingo Perón. 

El lugar donde balearon al nene de 12 años que volvía a su casa después de la escuela

El disparo ingresó por el pómulo derecho y salió detrás de la oreja izquierda del niño, quien está fuera de peligro. Lo operaron en el Hospital Balestrini y por estas horas se recupera en el Hospital Italiano de San Justo, aunque los médicos ya les anticiparon a los padres que Joaquín deberá someterse a otras intervenciones porque porque tiene comprometido un maxilar y el tabique nasal, lo que le provoca pérdidas de sangre que le dificultan respirar.

Además, está siendo evaluado permanentemente, porque  2puede haber daños neurológicos", explicó la madre.

La familia del nene es nueva en el barrio. Hace cuatro años accedieron a un crédito UVA para comprar una casa en Ciudad Evita. "Trabajamos todo el día, estoy estresadísima de tanto trabajo. lo hago todo por él. Pero ahora le dije a mi marido: 'vendamos todo, entregá la casa y nos vamos'. No quiero más esto para mi hijo", reconoció la madre.

"Mi hijo tiene miedo, tiembla permanentemente. Esto es terrible", cerró.

Vecinos del barrio aprovecharon la presencia de los medios para denunciar que  "los colectivos terminan acá en la rotonda porque no quieren entrar a la zona de los monoblocks en Villegas".

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.