Le pegó a la hija de 13 años, la arrastró por el piso y amagó con estrangularla, porque no quería ir al colegio

Una mujer fue detenida en su casa de Gorina, acusada de atacar a trompadas a su hija de 13 años porque no quería ir a la escuela, informó la Policía.  La denuncia la formuló la madre de la agresora -y  abuela de la víctima- que se preocupó por los gritos que escuchaba  desde su vivienda, que es lindera a la de sus familiares, en 485 entre 133 y 134.

Enteradas del hecho, las autoridades judiciales decidieron dar intervención al Juzgado de Familia en turno y a la Dirección de Niñez y Adolescencia. En tanto, la mujer fue esposada y derivada a la dependencia interviniente.

En la requisitoria de detención, la fiscal María Eugenia Di Lorenzo describió que “tras sacarla -a la hija- de los pelos de la cama y arrastrarla por el suelo, la tomó del cuello a modo de ahorcamiento, para luego de ello propinarle un golpe alevosamente a traición y por la espalda con el palo de una escoba -utilizándolo a modo de arma-, en la espalda y en la cabeza, todo ello mientras la golpeaba reiteradamente con los puños y la amenazaba coactivamente diciéndole: fijate bien lo que vas a decir porque te mando con tu papá o te interno en un colegio".

Toda esta situación fue "escuchada por la abuela de la menor, que vive pared por medio, quien oyó toda esta situación y dio aviso a la Policía, los que al llegar al lugar, vieron a la menor golpeada y llorando y procedieron a la aprehensión de la encartada”.

"El hecho narrado y descripto precedentemente constituye a criterio de este Ministerio, prima facie, el delito de lesiones leves agravadas en concurso real con coacción agravada por el uso de arma en un contexto de violencia familiar y maltrato infantil, conforme lo normado por los arts. 55, 92 en relación al 89 y 80 inc. 1 y 2, 149 ter inc. 1 en relación al 149 bis párrafo 2 del Código Penal y ley 26.061 de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes”.

En cuanto a la autoría y responsabilidad penal, en la misma pieza judicial se sostuvo: “Que de la prueba colectada en autos surgen motivos bastantes para sospechar que Y. C. A. resulta ser autor material del hecho investigado. Ello se acredita a través de la circunstancia de ser aprehendida la imputada en flagrancia, momentos después de cometido el hecho y en el lugar que fuera su escenario, complementado con las directas imputaciones que desde sus declaraciones dirigen la víctima, su abuela y los efectivos policiales que advirtieron los golpes a la menor y la encontraron llorando y resguardándola de su progenitora”.

Quizás te interese  Una banda atacó a varias familias casi en simultáneo y golpeó a una chica que iba a marchar por el 8M

La fiscal computó también como indicio de autoría, "las huellas materiales que el delito ha dejado en el cuerpo de la niña de 13 años”, agregó.

A la hora de merituar la detención de la sospechosa, la doctora Di Lorenzo refrendó sus antecedentes -tendría varios- y su violenta conducta dentro de los peligros procesales, que podrían llevarla a obstruir la investigación. Hoy  se llevaría a cabo la audiencia de indagatoria, aseguraron fuentes judiciales.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.