Lo torturaron frente a su familia y le quebraron un brazo para robarle todos sus ahorros

Un matrimonio y su hija vivieron una madrugada de auténtico terror en su casa de La Plata, donde los despertaron cuatro encapuchados que no dudaron en someterlos a media hora de torturas para que revelaran dónde guardaban una fuerte suma de dinero que, por otra parte, ni había.

Los delincuentes escaparon con 400 dólares, 5.000 pesos y una computadora. El dueño de casa terminó internado, con un brazo roto.

La dramática secuencia se desarrolló ayer a la madrugada en una propiedad situada en 59 y 29, una linda zona de la capital bonaerense, donde dormían un hombre de 59 años, su esposa, de 58, y la hija de los dos. A eso de las 2 de la mañana, cuatro sujetos irrumpieron en el lugar forzando la cerradura de una persiana con una ganzúa.

Según recordaron los testigos, todos tenían los rostros cubiertos con capuchas. Una vez que estuvieron dentro de la vivienda, la recorrieron con sigilo y sin problemas, hasta encontrar el cuarto matrimonial. Los damnificados supieron entonces que estaban a merced de esos intrusos, quienes los despertaron con zamarreos y cachetadas.

Con un arma en la mano, uno de los ladrones les advirtió que si hacían algún tipo de ruido o movimiento raro “iban a terminar muertos”. Por las dudas, la pareja acató las órdenes. En un recorrido por los ambientes de la casa, los otros tres malvivientes se toparon con la hija del matrimonio, quien descansaba en su habitación. La despertaron y condujeron con sus padres.

Aprovechándose de la imposibilidad de los damnificados para escapar o pedir ayuda, los
asaltantes amenazaron en reiteradas oportunidades con que los golpearían ferozmente
si no revelaban dónde guardaban sus ahorros. Les pegaron a los tres, aunque el hombre fue el que peor la pasó.

Quizás te interese  Mató a cuchillazos a un tatuador en Tierra del Fuego, porque, según ella, no paraba de acosarla

Pese a que entregó la totalidad de sus ahorros, los ladrones insistían con que allí debía haber mucho más plata. Así,  mientras dos de ellos daban vuelta la casa, los otros iniciaron una sesión de tortura que duró alrededor de media hora.

Al dueño de casa le aplicaron “trompadas en el rostro y, cuando estaba casi desmayado en el piso,  le dieron puntapiés” en la zona torácica y en la cabeza.

“Fue una pesadilla para nosotros. Estamos muy mal y ahora no podemos hablar. Mi papá está internado en observación por los golpes que recibió en el cuerpo. Además sufrió una fractura en el brazo derecho. Realmente actuaron con mucha violencia”, dijo la hija del matrimonio al diario El Día.

El calvario para esta familia duró aproximadamente dos horas. La banda huyó con dinero y una computadora, por el frente de la casa. En las últimas horas la policía recolectó imágenes de cámaras de seguridad de la zona en un intento por obtener imágenes de los responsables y determinar, entre otras cosas, si andaban a pie o en algún vehículo.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.