Los dos menores acusados de matar a Blaquier atacaron a los celadores en un intento de fuga

Los dos menores que fueron procesados por matar al empresario Andrés Blaquier, en octubre pasado, intentaron fugarse durante un traslado a Pilar. Fue arriba de una camioneta que circulaba a 100 km. por hora por la Panamericana. Según publicó el diario La Nación, uno de ellos golpeó brutalmente a un celador que tenía a su lado; el otro, desde atrás, le cruzó la cadena de las esposas alrededor del cuello a otro vigilador, para estrangularlo, mientras le gritaban al chofer que parara, para huir.

Todo el incidente duró menos de dos minutos, que pudieron resultar letales. Y, cuando fueron controlados, aseguran los testigos que los adolescentes comenzaron a golpearse las cabezas entre sí y a pegarse contra las ventanillas, con la intención de autolesionarse.  “¡Les va a recaber!”, les decían, mientras se reían y adelantaban que iban a denunciarlos por provocarles esas heridas en el traslado.

El hecho ocurrió días atrás, cuando ambos menores -de 16 y 17 años- eran trasladados a la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil de Pilar, donde ambos iban a ser sometidos a una rueda de reconocimiento por el robo de la moto verde con la que se le pusieron a la par de Blaquier y le dispararon, el sábado 29 de octubre a la tarde, en el kilómetro 50 de la autopista Panamericana.

Hasta el momento del traslado, uno estaba alojado en el instituto Aráoz Alfaro, de La Plata, y el otro en el Almafuerte, de Morón. En determinado momento,  uno de los menores le pidió a uno de los guardias que le aflojara un poco las esposas, porque le cortaban la circulación. Cuando lo hacía, según declararon los dos celadores que vigilaban a los menores y el chofer,  uno de los dos gritó “¡ahora!”, para desplegar un ataque coordinado.

Quizás te interese  Piden justicia por Franco Luján

El más chico comenzó a golpear en la cabeza al guardia que tenía a su lado, con las esposas y con una llave. El otro –su primo hermano– pasó ambos brazos por sobre la cabeza del celador que tenía adelante suyo y comenzó a ahorcarlo. Mientras hacían eso, le gritaban al chofer que parara, pero éste pudo desabrocharle el cinturón de seguridad al compañero al que le presionaban el cuello, lo que le permitió zafar y darse vuelta. Por fin, los guardias lograron controlar la situación.

Eso si, terminaron en el hospital, con lesiones cortantes en la cabeza y politraumatismos. Cuando parecía que volvía la calma, los menores empezaron a chocar sus cabezas entre sí y contra los vidrios, mientras reían y les decían que iban a decir que esas lesiones se las habían provocado los guardias. 

“Nunca vi tanta violencia”, reconoció uno de los celadores, refiere la crónica.

Tras el episodio, el adolescente de 17 años, que estaba alojado en el Almafuerte, fue trasladado a un Centro de Detención en Lomas de Zamora,  donde le dijo a un psicopedagogo que había intentado fugarse durante el traslado porque tenía “problemas de convivencia” en ese instituto de Morón. De paso, sin pudor alguno, le confesó al trabajador que, por lo que poco que había podido ver,  de allí le resultaría "muy fácil" evadirse.

Enterado de esto, el juez de Garantías del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil que tiene el caso ya envió un oficio al Centro de Detención de Lomas de Zamora para que arbitre las medidas necesarias para evitar que el menor cumpla con su vaticinio.

Quizás te interese  Marcelo Romero, el fiscal designado para una causa caliente de 2017

Los dos adolescentes están procesados con prisión preventiva por el homicidio criminis causae del empresario agropecuario, a quien le dispararon a quemarropa  para hacerlo caer y robarle la BMW GS1200 negra en la que volvía con su esposa a su casa en el country Martindale, de Pilar, luego de haber asistido a la velada del Abierto de Polo de Hurlingham.

Andrés Blaquier fue asesinado en octubre. Le dispararon para que parara

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.