Los ladrones les hicieron revivir el terror que sintieron hace casi 50 años, a manos de la Triple A

Dos parejas de jubilados vivieron experiencias aterradoras en sus propias casas, a la hora de dormir, a merced de delincuentes que profundizaron y se aprovecharon de su vulnerabilidad bajo amenazas y castigos físicos. En uno de los casos, las víctimas rememoraron un incidente igual de conmovedor que los atravesó hace casi 50 años, en los oscuros años de la Triple A.

En aquel momento, octubre de 1975, cuando la nefasta Triple A tenía el control de las calles, al menos ocho sujetos se metieron por la fuerza en una propiedad de 39 entre 15 y 16, tirando abajo la puerta principal. Preguntaban insistentemente por una mujer, a la que acusaban de extremista.

Frente a su esposa y sus pequeños hijos, el dueño de la vivienda debió jurar y perjurar que no sabían de qué hablaban, hasta que  después de varios minutos de zozobra  el mandamás de aquel comando se dio cuenta de que se habían equivocado de casa y ordenó abandonar el lugar.

“Con los años me enteré de que los de las ‘Tres A’ andaban buscando a una chica que, aparentemente, vivía en esta cuadra. Hasta hoy, esa había sido la única vez que el terror me había invadido”, confesó el protagonista involuntario de aquella historia. Y también de la nueva, un un jubilado de 84 años que, junto a su esposa, se convirtieron en víctimas de un brutal asalto perpetrado por al menos dos sujetos.

A condición de mantener la identidad a resguardo, el hombre relató que  todo ocurrió en la madrugada del lunes, cuando se disponía a descansar.  Apenas se sentó en la cama, escuchó una voz que desde la puerta le dijo: “Quedate en el molde, que no te va a pasar nada”.

Quizás te interese  Bombazo: demoraron a 62 hinchas de Rosario

“Me empecé a preguntar cómo habían logrado entrar. Y encima sin que ninguno de nosotros se diera cuenta. Después nos enteramos de que nos barretearon las dos puertas. Pero hicieron todo en el más absoluto silencio”, remarcó.

Los intrusos usaron en su favor las limitaciones físicas y las complicaciones que suelen tener los adultos mayores en la salud. En este caso, aprovecharon que ambos dueños de casa estaban en la cama y los inmovilizaron atándolos con sus propias sábanas, sin dejar de amenazarlos con matarlos para que revelaran dónde guardaban sus ahorros.

Fuentes oficiales indicaron que la pareja debió desprenderse de unos 2.000 dólares y 2.000 pesos que tenían en una billetera. Encima, uno de los asaltantes le arrancó la alianza de oro a la mujer y se apropió de una cadenita de plata.

“No se llevaron más porque como estaba el auto estacionado en el garaje no iban a poder sacar nada. Realmente fue aterrador el momento que vivimos”, expresó el damnificado.

OTRO ESCENARIO, EL MISMO MIEDO

Casi en simultáneo, pero a más de 30 cuadras de distancia, otro matrimonio fue víctima de un episodio delictivo que se caracterizó por la crueldad de sus ejecutores.

Fue en una de las viviendas que circundan Plaza España, donde al menos tres sujetos irrumpieron en la casa y luego de atar a los propietarios, un hombre de 82 años y su esposa de 80, revolvieron cada rincón en busca de objetos de valor.

No conformes con lo recaudado, los sujetos comenzaron a indagar a la pareja acerca de los dólares que, según suponían los hampones, les estaban negando. Convencidos de que el matrimonio mentía, los golpearon en reiteradas oportunidades.

Quizás te interese  Ciberacoso: difundieron sus fotos, el acusado está preso, pero las amenazas siguen

“Realmente la pasamos muy mal. Todavía estamos acomodando el desastre que nos dejaron. Nos pedían dólares de forma insistente”, sostuvo ayer la mujer en un breve diálogo con el diario El Día.  Según trascendió, presentaba un corte en la nariz producto del accionar violento de los delincuentes.

 

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.