Motochorros lo tiraron al piso y le gatillaron para quitarle todo: por suerte, la bala no salió

Un joven atravesó por una situación terrorífica cuando volvía a su casa de Los Hornos tras dejar a un amigo en la suya de Berisso, y una banda de motochorros lo interceptó y amenazó con dispararle para quitarle su moto y todas sus pertenencias. En medio del incidente, lo tiraron al piso: su casco -que se rompió por golpe- lo zafó de sufrir heridas graves.

"Me asusté muchísimo, sobre todo porque uno de los delincuentes le pidió a otro que me disparara, pero la bala no salió. Por suerte la puedo contar”, dijo al diario El Día el protagonista de esta lamentable historia, Agustín Almirall (27).

Sucedió el lunes a la noche en 70 entre 116 y 117, en el barrio El Mondongo, poco después de que Agustín dejó en el barrio El Carmen a un amigo con el que había compartido un ensayo, ya que son músicos.

"Quise tomar por 72 y, al doblar, vi a dos motos grandes, en las que iban varios encapuchados. Tuve el mal presentimiento de que iban a robarme y no me equivoqué”, contó.

En eso, uno de los asaltantes se puso a la par de la moto de Agustín para exigirle que frenara, pero él sólo atinó a acelerar. A los pocos metros escuchó que uno de los criminales martillaba el arma, pero, por suerte, la bala no salió.

El joven intentó despistar a sus perseguidores tomando en contramano hacia la calle 70, hasta que en determinado momento cayó en la cuenta de que su acción lo ponía en serio riesgo.

"Estaba muy tenso por la situación, porque ya hacía cinco cuadras que me estaban persiguiendo y me resigné a que me la robaran, con tal de salvar mi vida”, reflexionó.

Ya había reducido bastante la velocidad cuando un fuerte empujón lo tumbó de la moto, causándole golpes en un hombro, la cintura y en una rodilla.  El casco que tenía colocado se rompió por el impacto contra el pavimento.

Quizás te interese  Dos golpes quirúrgicos y audaces en el Grand Bell

Justo después los asaltantes le quitaron su moto, una Honda Wave roja modelo 21 que Agustín todavía está pagando (le faltan siete cuotas), la billetera con 3000 pesos, documentación y su teléfono celular.

Pero la odisea no terminó ahí.  "Uno de esos pibes, que tendrán entre 18 y 20 años, le ordenó a
uno de sus cómplices `tirale´, pero el que estaba armado por suerte no lo hizo, aunque me tenía apuntándome”, recordó.

La banda escapó con las tres motos. Agustín fue asistido por vecinos que le acercaron un vaso con agua y un teléfono para que pudiera llamar a su mujer.

Más tarde hizo la denuncia en la comisaría Novena.

Otros ataques similares
No muy lejos del asalto a Agustín, en 4 y 67, un joven de 28 años caminaba a paso lento cuando fue interceptado por cuatro ladrones que también circulaban en dos motos, no descartando los investigadores que pudiera tratarse de los mismos del caso anterior.

A punta de pistola, lograron quitarle un celular y un camperón deportivo.

Otro grave incidente ocurrió el jueves en 17 entre 65 y 66, por donde caminaba un joven que fue asaltado por dos motochorros. Sin embargo, este caso tuvo un final distinto: "El chico se peleó a
trompadas con los delincuentes y no sabemos si evitó o no el robo", relató una vecina.

https://twitter.com/Hechosanderecho/status/1559703573965029377

Todo quedó filmado en un video que los vecinos subieron al grupo de WhatsApp del barrio.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.