Murió el represor Miguel Etchecolatz: tenía 93 años

Miguel Osvaldo Etchecoltz, el represor que ocupó el cargo de director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura militar, murió hoy a los 93 años. Así lo confirmaron el Tribunal Oral Federal Nº 5 a Guadalupe Godoy, una de las abogadas que llevó adelante la querella contra el genocida en la causa por la desaparición de Jorge Julio López, y organismos de Derechos Humanos.

Etchecolatz murió a las 5.30 en un centro clínico de la localidad bonaerense de Merlo, en donde estaba internado bajo custodia policial debido a complicaciones de salud. Nacido en la ciudad de Azul el 1 de mayo de 1929, cargaba con condenas a prisión perpetua tras ser sentenciado nueve veces por secuestros, tortura y crímenes durante el último gobierno de facto en el período 1976-1983.

Estas sentencias dictadas en los años 1986, 2004, 2006, 2014, 2016, 2018, 2020 y 2021,  fueron unificadas en una pena única de reclusión.

Su nombre quedó asociado también con la desaparición de Jorge Julio López, en plena democracia, luego que la declaración judicial del albañil en 2006 como testigo fuera determinante en una causa en contra del expolicía, y por la cual fue condenado a reclusión perpetua.

Años después, el 24 de octubre de 2014, el represor y otros 14 exmilitares fueron condenados por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino La Cacha. Mientras se leía la sentencia, Etchecolatz tenía en sus manos un papel donde se leía el nombre de Jorge Julio López, una imagen que resultó escalofriante a más de una década de retornada la democracia y en el marco del avance de los juicios de lesa humanidad.

Este año, en el mes de mayo, Etchecolatz recibió su última condena junto al policía Julio César Garachico, ambos acusados del secuestro y la tortura de siete víctimas y de haber asesinado a otras tres en el centro de detención clandestina conocido como "El pozo de Arana", en La Plata. El fallo a cargo del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata tuvo en cuenta las acusaciones formuladas por el vecino de Los Hornos que sobrevivió a la dictadura y que permanece desaparecido desde hace 15 años Jorge Julio López.

Un asesino serial, no tenía compasión

López testimonió contra Etchecolatz en el primer juicio que se hizo tras la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En esas audiencias, calificó a Etchecolatz como "un asesino serial, no tenía compasión”, al tiempo que también identificó a Garachico, ambos como sus torturadores.

Ante la Justicia, López dio detalles de los tormentos a los que fueron sometidos él y otros prisioneros y de los homicidios que presenció.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.