Noches salvajes: patovicas casi matan a un pibe en Necochea y en La Plata la policía enfrentó a pareja descontrolada en un boliche

Después de casos emblemáticos como el de Fernando Báez Sosa, que geneó un fuerte repudio social y la esperanza de que no volviera a pasar, por estos días preocupa la suba de episodios de violencia en los alrededores de boliches o bares, sobre todo de la provincia de Buenos Aires.

Por caso, dos patovicas fueron filmados cerca de la puerta del Tom Jones, en Necochea, mientras golpeaban salvajemente a un joven. Por lo pronto, investigadores judiciales y policiales procuran identificar a los responsables y determinar la gravedad de las lesiones que sufrió la víctima.  

La investigación está a cargo del fiscal Guillermo Sabatini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 3 de Necochea.

Lo que se sabe hasta el momento es que el ataque sucedió a las  5.29 de ayer en la puerta del boliche situado sobre la calle 87, pero desde Tom Jones difundieron un comunicado  informando que todo comenzó cuando un grupo de jóvenes quiso ingresar a la fuerza en el boliche y comenzó a arrojar “diferentes objetos”, poniendo en “peligro la vida de las personas”. También comunicaron que echaron a los patovicas. 

“Queremos expresar nuestro repudio total y absoluto a las situaciones de violencia ocurridas durante esta madrugada, originadas en la puerta de nuestro establecimiento. Comenzaron con un grupo de personas que accionaron sobrepasando el vallado de ingreso, arrojando objetos y rompiendo la puerta de acceso principal, situación que duró más de 40 minutos, con agresiones al resto de las personas, poniendo en peligro la vida de las mismas, que, también, se encontraban en la vía pública. El desencadenante terminó con los hechos ya conocidos, que lamentamos profundamente y ofrecemos las disculpas correspondientes, reafirmando que consideramos inadmisible la violencia y por eso han sido desvinculados los responsables. Aun entendiendo lo difícil que es a veces preservar la seguridad de todos en la nocturnidad, debemos transformarnos en verdaderos preventores y pacificadores de conflictos”, sostuvieron los responsables del boliche en un comunicado de prensa.

Quizás te interese  Policía murió electrocutado tras una fuerte pelea en la puerta de Pinar de Rocha

 

Por otro lado, la capital bonaerense se ha convertido en escenario recurrente de incidentes de este tipo. Uno ocurrió este fin de semana en la puerta del boliche Recordando, en la zona de la Terminal de ómnibus platense, donde las cámaras de seguridad filmaron a un hombre de 34 años y a una mujer de 32  golpeando la puerta de ingreso y maltratando al personal del lugar.

Sucedió el sábado en el local que funciona en 3 entre 42 y 43, a donde concurrió una patrulla con personal policial. El agresor, que tenía una tremenda piedra en la mano, intentó agredir a una oficial, motivo por el que el conductor del móvil se bajó y empujó al atacante para reducirlo. La pareja terminó detenida.

Para mencionar otro caso reciente en La Plata, el 11 de junio pasado Alejandro Ariel Medina fue embestido por un auto a la salida de un boliche de 26 y 60, donde un rato antes habría  protagonizado un incidente con quien luego terminó atropellándolo. Medina, de 30 años, aún permanecería internado en el San Martín y su estado de salud continuaría siendo muy complejo.

Respecto de la situación procesal del imputado, identificado como Alan Mauricio Quiroga, que fue detenido luego de permanecer varios días prófugo de la Justicia, a pedido de la fiscal Cecilia Corfield, el juez de garantías Agustín Crispo le dictó la preventiva por el delito de “tentativa de homicidio”.

QUÉ DICE LA LEY

Por normativa, un boliche bailable debería contar con un empleado de seguridad cada 80 personas, aunque hay comercios que no la cumplen y otros, para minimizar riesgos, deciden trabajar con una mayor cantidad de “patovicas”.

Quizás te interese  Una trampa mortal: chocaron dos autos y se prendieron fuego

Los “patovicas” o custodios están regulados dentro de la Ley 26.370, que “establece las reglas de habilitación del personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en general, sea en forma directa o a través de empresas prestadoras de servicios, para empleadores cuya actividad consista en la organización y explotación de eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general, que se lleven a cabo en estadios, clubes, pubs, discotecas, bares, restaurantes y todo otro lugar de entretenimiento de público en general”.

En La Plata, “los bolicheros” suelen trabajan con empresas de seguridad, que aportan su personal especializado para ese tipo de tareas.

Estos requisitos  se les exige para cumplir la función:
a) Poseer dos años de residencia efectiva en el país;
b) Ser mayor de dieciocho años;
e) Haber cumplido con la educación obligatoria;
d) Presentar certificado de antecedentes penales y reincidencia carcelaria;
e) Obtener un certificado de aptitud psicológica otorgado por la institución que la autoridad de aplicación de cada jurisdicción determine;
La capacidad de los locales nocturnos en La Plata oscila entre las 400 a las 2.500 personas
f) Obtener certificado técnico habilitante a cada una de las categorías otorgadas por la autoridad de aplicación, según la jurisdicción que corresponda, de acuerdo a lo establecido por el artículo 12;
g) Ser empleado bajo relación de dependencia laboral directa de la persona o empresa titular del lugar de entretenimiento o, en su caso, de una empresa prestadora de dicho servicio.

Los miembros de fuerzas de seguridad no pueden cumplir estas funciones, así como tampoco quienes hayan sido exonerados de ellas o tengan condenas por delitos de lesa humanidad o condenas con penas privativas de la libertad que superen los tres años, en el país o en el extranjero.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.