Pintó el frente de la casa, le hicieron un garabato y sufrió una entradera: "La marcaron", dijo su hija

Tres mujeres de 13, 69 y 89 años vivieron momentos dramáticos en su casa de 423 bis entre 13 y 14, en Villa Elisa, en donde irrumpieron dos asaltantes que las mantuvieron bajo control durante al menos 15 minutos. Las tres terminaron angustiadas, asustadas y -en el caso de la abuela y bisabuela de la menor- con picos de alta presión arterial.

Sucedió alrededor de las 10 de la mañana de ayer en la vivienda de la mujer de 69 años. Su hija, Gabriela Canziani (49), está convencida de que los delincuentes "le marcaron la casa", porque “hace unos días ella pintó los pilares del frente y poco después apareció un garabato hecho con un aerosol", contó.

"Un rato antes del asalto llevamos a mi hija de 13 años, que es discapacitada, para que esté acompañada por su abuela", dijo Gabriela al diario El Día, porque ella y su esposo debían cumplir con distintos compromisos. También fue de visita la abuela de Gabriela, de 89 años.

Poco después llegaron los hampones, quienes no pararon de dinero en efectivo y todo lo de valor.  A la dueña de la propiedad la ataron con precintos. A la niña, uno de los intrusos le tapó la boca para que no gritara y a la mayor de las víctimas, quizás por su edad, no la sujetaron. La menor tiene cortes en un dedo, pero la familia desconoce cómo se los hicieron.

Consciente del pánico que estaban provocando, uno de los ladrones intentó calmar a las damnificadas. “Le dijo a mi mamá que se queden tranquilas, que sólo querían dinero y oro”, reveló
Gabriela.

Quizás te interese  Gonnet: en pleno asalto a una psicóloga, le contaron su vida y preguntaron el costo de las sesiones

En total, la banda escapó con 200.000, mochilas y juegos de sábanas que vende la dueña de casa, además de dos celulares. Testigos del barrio aseguran que los delincuentes actuaron con el apoyo de un tercer compinche que los esperaba en una moto.

Una ambulancia acudió luego a la escena para asistir  a las dos mujeres, porque sufrieron picos de presión. “Mamá dijo que eran chicos jóvenes, quizás  menores”, aseguró Canziani. Lo cierto es que, al menos por ahora, están prófugos.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.