"Piratas de dos ruedas", una modalidad delictiva que tira y mata

El homicidio del empresario Andrés Blaquier, perteneciente a una de las familias más ricas de la Argentina, se registró en el contexto de lo que ahora llaman “piratas de dos ruedas”. Una especie de “piratas del asfalto”, que en vez de dedicarse al robo de transportes de carga, buscan motos de alta cilindrada.

Es una nueva expresión del delito, que también se emparenta con los motochorros urbanos, aunque cuenta algo más de preparación que un arrebatador marginal de celulares o carteras.

A decir de los especialistas que trabajan en el tema, se trata de una modalidad que llegó para quedarse y empezó a jaquear a un importante grupo de motociclistas, que suele hacer escapadas de fin de semana mayormente por rutas o autovías, donde se pueden desarrollar velocidades más altas.

El problema es que los ladrones también se mueven en rodados de gran porte, generalmente robados, que les permiten reaccionar ante cualquier intento de fuga de sus víctimas, como se cree que pasó en el caso del empresario Blaquier. Además siempre tiran y ahora matan.

En agosto pasado, un vecino de La Plata sufrió un brutal ataque en la ruta 6 y le dispararon. Hace pocos días, se hizo viral un video de un motoquero en la ruta 205, que tuvo que poner su Kawasaki a 280 km/h para escapar de varios delincuentes, que intentaron balearlo sin dar en el blanco. Una verdadera locura.

Respecto de las causas que generan esta violenta expresión de inseguridad, hablan de varias cuestiones: la venta de las motos a precio vil en el mercado negro y también la ostentación, porque la ostentación trae poder.

Quizás te interese  Pactó la venta de un iPhone por WhatsApp y terminó maniatado junto con su madre

Hay que recordar el caso de una BMW robada de la cochera de un edificio cercano a las calles 1 y 60, en nuestra ciudad, donde la Policía no podía dar con la pista de los ladrones. Hasta que el exhibicionismo los expuso en las redes sociales. Fue cuando ese rodado, valuado en varios millones, apareció en un videoclip de una banda de cumbia de Altos de San Lorenzo.

Los expertos dicen que la ostentación trae poder. En el mundo del hampa, los delincuentes ganan status, dinero y mujeres. Por eso se muestran impunes, sin problemas, a la vista de todos.

En el medio, como pasa siempre, queda la gente como rehén. Aquellos que ya no pueden siquiera salir a dar una vuelta en moto.

 

 

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.