Sigue grave la mujer que resultó quemada tras el femicidio de su amiga en Villa Alba: su conexión con otro crimen

Mientras La Plata sigue conmovida por la tragedia de Villa Alba, en la que un hombre mató a su expareja de un balazo en la cabeza y, se suicidó de la misma manera, previo incendiar el comercio  de 604 y 125, en el que estaban, ayer se supo que la única sobreviviente del caso -Noelia Herrera, amiga de la víctima del femicidio-, sigue internada en grave estado en el Hospital San Martín con quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo y es nuera de otra mujer que en marzo pasado fue asesinada en el mismo barrio.

Herrera está casada con uno de los hijos de Lilia Mavel Silva, la mujer de 57 años que fue ejecutada de un tiro en el cráneo cuando estaba en su casa de 604 y 126. Sucedió en la madrugada del domingo 13 de marzo, cuando un grupo de jóvenes participó de un enfrentamiento en el exterior del inmueble, ya que le negaron el acceso a una fiesta que se desarrollaba en el lugar. Hubo varios disparos, uno de los cuales impactó en Silva y la mató casi en el acto. Por ese terrible episodio, varios jóvenes permanecen aún detenidos a disposición del fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta.

En cuanto a la situación clínica de Herrera, las quemaduras y demás lesiones propias de la acción del fuego, la dejaron en una condición crítica.

CRONICA DE UN FEMICIDIO ANUNCIADO

Marcos Emanuel Berón y Nadia Genard se habían separado hace un mes, tras una convivencia de una década de la que nació un hijo que tiene ahora 6 años. Según fuentes oficiales, Nadia sufríaviolencia de género y sobre Berón recaía una restricción perimetral. Fue su cuñada, Noelia Herrera, quien la ayudó a salir de la vivienda del agresor, en donde estuvo secuestrada por varios días.

Quizás te interese  Sigue grave el rugbier baleado en el asalto a una casaquinta de La Plata

Sin embargo, la violenta historia culminó con el femicidio de Genard. Todo ocurrió el viernes pasado en una panadería de Villa Alba en el que trabajaban Nadia y Noelia. Hasta allí llegó Marcos Emanuel Berón, preguntando a gritos “¿dónde está Nadia”?

Cuando la mujer se acercó hasta él, el hombre le efectuó un disparo con un revólver calibre .32. Segundos después, descargó un bidón entero de nafta que llevaba entre sus manos y prendió fuego el comercio. Mientras todo el lugar era consumido por las llamas, el sujeto se apoyó ambas armas sobre su cabeza y se disparó, gatillando en simultáneo.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.