Vuelven a juzgar a una mujer por el secuestro y asesinato de Matías Berardi

Matías Berardi tenía 16 años cuando fue secuestrado en la madrugada del 28 de septiembre de 2010, después de participar de una fiesta de egresados en CABA y bajar de una combi en Panamericana y Ruta 26 para volver a su casa, también en Capital. En un juicio se probó que al chico lo capturó un clan familiar conformado por una pareja, sus hijas, cuñados y amigos, para pedir un rescate de 30 mil pesos mientras lo mantenían cautivo en una casa de Sarmiento al 400, en Benavídez, partido de Tigre. Lo eligieron por su “ropa cheta” y se referían a él como el “chancho de América” en los mensajes que se mandaron.

14 horas después de que ser raptado, Matías pudo escapar, salió a la calle y pidió ayuda entre los vecinos, pero nadie lo auxilió ni le dio refugio, por lo que volvió a caer en poder de los delincuentes, quienes decidieron matarlo. “Él tuvo la fuerza para escaparse y esa imagen nos mata. Se quiso subir a un remís y el chofer se asustó. En el barrio no lo ayudaron porque salieron las mujeres (de la banda) gritando que era un ladrón. La policía pasó por el lugar, hizo luces y se fue”, relató alguna vez María Inés Daverio, madre de Matías.

Los padres de Matías

Antes de ejecutarlo, los secuestradores llamaron por última vez a los Berardi para saber cuánta plata habían reunido. La familia exigió una prueba de vida que nunca les llegó. El cadáver de Matías fue hallado al día siguiente en un camino de tierra a 300 metros de la ruta 6, en Campana, con un tiro de una pistola 11.25 que acabó con su vida tras perforarle el omóplato derecho. El joven era el mayor de cuatro hermanos y cursaba el quinto año del colegio Saint George de Escobar.  

Quizás te interese  "La banda del pimiento", unas de las más picantes de los últimos tiempos en Argentina

La novedad de esta tremenda historia ocurrida hace 12 años es que una joven que había sido absuelta en el primer juicio, desarrollado en 2013, volverá a ser juzgada desde hoy por el Tribunal Oral Federal (TOF) N°3 de San Martín. Aquel debate terminó con cinco condenados a perpetua y otros cinco con penas de entre 17 y 24 años de cárcel, mientras que A.S.M (de 17 años al momento del juicio) fue absuelta por eventual insuficiencia de pruebas. En la revisión de la sentencia, la Cámara de Casación revocó ese fallo.

La defensa intentó acordar una pena menor para ella en un juicio abreviado, pero la fiscalía no estuvo de acuerdo con el monto del castigo, por lo que la cuestión se dirimirá en un debate, según explicó a la agencia de noticias Télam el abogado Eduardo Durañona, que representa a los padres de Berardi. La primera audiencia se realizará de manera virtual.

La joven llega al juicio acusada del delito de “secuestro extorsivo seguido de muerte agravado por tratarse la víctima de un menor de edad”. Ella fue la única absuelta en el juicio realizado en 2013. Pero ahora está a las puertas de una condena. Sus padres ya fueron condenados.

“Nosotros creemos que el hecho de que ella fuera menor al momento del hecho no la justifica para nada de haber participado y haber sido cómplice. Sobre todo, porque nunca mostró ningún tipo de arrepentimiento ni voluntad de no querer ser parte [del crimen]. Hubo testigos menores que ella que arriesgaron sus vidas declarando”, dijo a Télam María Inés Daverio, madre de Matías. 

En tanto, el abogado Durañona consideró que “el hecho no está discutido y está totalmente probado, solamente hay que probar la participación de ella”, en referencia a la acusada.   

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.