"Yo no fui", dijo el acusado de matar a un hombre en Berisso: apuntó a un menor que nadie vio

Angel Rubén "Nito" Hernández, el hombre de 20 años acusado de matar a otro de 53 en Berisso, accedió a declarar anoche al ser trasladado para su indagatoria a la fiscalía Nº 6 de La Plata. El joven, que no sabe leer ni escribir, se mostró bastante nervioso, confiaron fuentes judiciales.

Básicamente, le echó la culpa a otro: un menor que supuestamente estaba a su lado cuando se desató todo. El problema es que hay un testigo directo que lo marca como el responsable del asesinato, de modo que “la prueba de dermotest será clave para confirmar si Hernández es o no el tirador", argumentó un investigador.

Lo cierto es que el sospechoso señaló en todo momento que nunca tuvo un arma en su poder y que sí vio al adolescente exhibir una. Incluso contó haberlo escuchado decir “lo maté”. ¿Qué hacía el imputado en la escena? Se especuló con que era la pareja actual de la ex de la víctima, a quien dobla en edad, pero ese supuesto está ahora en duda.  Lo que nadie discute es que se mueve todo el tiempo con la mujer, en un grupo "de varias personas" que en la noche del crimen "estuvieron en la escena o cerca de ella", aseguran testigos.

Fue el martes pasado, cerca de las 11 de la noche, cuando una mujer citó a sus dos hijas para “charlar” en el puente de las calles 130 y 67, en Berisso. Dicen que la relación entre ellas estaba rota desde hace tiempo y no se descarta que el encuentro se haya pactado para hablar de ello. Sin embargo, la reunión terminó a los tiros y con un hombre de 53 años muerto.

Quizás te interese  Búsqueda desesperada en La Plata

Se trata de Randolfo Oscar González, padre de las dos jóvenes que habían salido a ver a su madre.  Según el relato de una de ellas, en el lugar  apareció “Nito”, el cual  sacó de entre las ropas un arma de fuego, tipo revólver, de color óxido y le apuntó a la cabeza. Presuntamente intentó dispararle dos veces, pero la bala no salió. Por eso lo intentó dos veces más, con el mismo resultado.

Enfurecido, declaró la chica que le pegó de lleno con “la culata del fierro” en la cabeza, acción que motivó que la hermana saliera en su defensa poniendo en riesgo su propia vida, ya que a él -indicó la declarante- le quiso disparar cinco veces.  En medio de un desbande generalizado, el que llegó al puente para tomar cartas en el asunto fue González, quien no tuvo la misma suerte: “A vos te estaba buscando, vos no vas a molestar más”, le habría gritado Hernández, quien al jalar nuevamente el gatillo sí produjo un disparo.

González recibió un tiro en el pecho que lo mató casi en el acto. Claro que ahora Hernández quiere correrse del centro de la escena y poner a otro en su lugar. En este caso eligió a un menor, al que identificó por su nombre, que comienza con la letra D. Aseguró que, al margen de acudir a Berisso sabiendo de que iba a estallar un conflicto, su rol fue el de separar.

Refirió haber visto a otro hombre con un arma de fuego y también a alguien con un machete. Respecto del supuesto autor material del homicidio, siguiendo su relato, comentó que “escapó en bicicleta” y que él decidió volver a Ensenada caminando, lo que le demandó -calculó- una hora.

Quizás te interese  "Le dieron el palo" a una megabanda dedicada al robo automotor

“Me señalan a mi porque estaba cerca de donde pasó todo”, conjeturó Hernández, mencionando también que se escucharon varios disparos y que hubo tiros de los dos lados.

El salvaje incidente terminó con otros cinco demorados, entre ellos la ex pareja del hombre asesinado, que recuperaron la libertad luego de quedar identificados en la causa.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.