Conmoción por el femicidio en la Megatoma de Los Hornos

Un cruce de palabras fue suficiente para hacer estallar la barbarie en un sector de la megatoma de Los Hornos. Fue ayer a la madrugada, cerca de las dos, cuando la conmoción se hizo carne en muchos familiares de una joven de 25 años, que había recibido un impacto de bala en la cabeza.

De acuerdo al reporte oficial, el brutal episodio se registró una precaria vivienda situada sobre la calle 147 entre 83 y 84, lugar de muy difícil acceso, incluso para la propia Policía, que necesitó de la asistencia de algunos lugareños para poder ubicar la escena de la agresión femicida.

Según trascendió, el terreno estaba intransitable por el barro. Y la iluminación, con conexiones clandestinas por doquier, era muy tenue. “No se veía absolutamente nada”, refirió uno de los oficiales que trabajó en el caso. Así y todo, dos móviles del Comando de Patrulla La Plata sortearon todas esas dificultades y llegaron a la finca donde yacía la víctima.

Se supo que parte de ese recorrido se tuvo que hacer a pie. “Los patrulleros quedaron a unas dos cuadras del lugar”, expresó la fuente consultada por este diario.

En esas circunstancias, en una finca construida totalmente de madera, a pocos metros de la puerta de acceso, junto a un alambre de fardo, que dividía el lote del lindante, apareció el cuerpo boca abajo de la joven, identificada como Alicia Florentín, de nacionalidad paraguaya.

En su cabeza, según describieron los mismos voceros, presentaba una herida, de la que emanaba abundante sangre. Y no respondía a ningún llamado.

Una vez confirmada la muerte, los pesquisas intentaron conocer detalles de lo ocurrido y ahí apareció el apodo “El Gringo”.

Quizás te interese  Quién era el joven jardinero asesinado por una bala perdida en medio de una persecución

Sin mucho más que ese sobrenombre, entre el miedo y la reticencia a la presencia de cualquier tipo de autoridad, algunos -que no son afectos a abrir la boca- alcanzaron a contar que la chica habría participado de una discusión y que después se escucharon las detonaciones.

Florentín, de acuerdo a allegados a la causa, vestía una campera oscura, calzas o pantalón deportivo blanco, zapatillas negras con vivos rosas y llevaba una mochila con la inscripción “Desarrollo Social”, que presentaba uno de sus cierres entreabiertos.

Muy cerca del cadáver, trascendió, aparecieron dos vainas servidas, que serían calibre 9 milímetros, aunque se espera el cotejo pericial y el informe de autopsia.

Al rato, en medio de tanto recelo para colaborar con la investigación, un testigo aportó algo más concreto.

“Dijo que cuando estaba en su casa con música y tomando algo, sintió que su vecina discutía con `El Gringo`, entonces salió a la calle a ver qué pasaba y escuchó que la joven le decía `matame si sos guapo` y que ahí fue cuando el acusado sacó un arma de entre sus prendas y, al menos, efectuó dos disparos hacia Florentín, que cayó al suelo”, sostuvo un jefe policial.

El operativo terminó pasadas las seis de la mañana , cuando se levantó el cuerpo de la joven asesinada y se lo trasladó a la Morgue para la práctica forense, que establecerá la cantidad y tipo de lesiones recibidas.

En la causa, por el delito de “homicidio de una mujer cometido por un hombre mediando violencia de género (femicidio)”, en los términos del inciso 11 del artículo 80, tomó intervención la fiscal penal en turno de La Plata, Betina Lacki, con conocimiento del juzgado de garantías Nº 1, a cargo de Guillermo Federico Atencio.

Quizás te interese  Altos de San Lorenzo, el barrio de La Plata con más homicidios en 2023
Betina Lacki, la fiscal que investiga el femicidio en la Megatoma de Los Hornos

Demás está decir que todas las diligencias ahora están puestas en la búsqueda del sospechoso, que se trasladó hacia el sur del partido, donde se cree tendría su guarida o quienes pudieran ayudarlo a esconderse o profugarse.

En principio, respecto de los móviles del crimen, todo haría pensar que víctima y victimario tenían una relación y que, por desavenencias, empezaron a discutir.

De todas formas, no se descartan otras hipótesis y seguramente, con el correr de las horas, habrá más certezas que dudas.

La madre de Florentín llegó a la casa y, cuando vio a su hija asesinada, se quebró en llanto. Fue tal el shock que sufrió, que no podía articular frases completas, destacaron quienes presenciaron ese instante de dolor y desesperación.

La instrucción del sumario quedó a cargo de personal de la seccional tercera, aunque agentes del Gabinete Homicidios de la DDI local también comenzaron a trabajar en procura de dar con el paradero del autor de los disparos.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.