El infierno de la inseguridad

En busca de las sobras, "carroñeros" entraron en la casa del comerciante al que le robaron 100 millones de pesos en City Bell

Entre la noche del sábado 8 de julio y la madrugada del 9, Oscar Zalla (75), dueño de una reconocida panadería de nuestra ciudad, sufrió un ataque delictivo en su casa del barrio Savoia, en City Bell, que tuvo repercusión nacional. Y no era para menos: una banda de ocho delincuentes, luego de amenazarlo y golpearlo delante de toda su familia, le robó 180 mil dólares y 800 mil pesos. Por el caso, el comerciante tuvo que ser internado y, en esas horas de crisis, tomó la drástica decisión de alternar su estadía con otra vivienda que tiene en La Plata. Lo hizo en busca de recuperar la tranquilidad perdida. Sin embargo, el delito no lo deja en paz.

Es que, según informaron calificadas fuentes policiales, durante el pasado fin de semana, cuando no estuvo en la propiedad de 474 entre 8 y 9, un número desconocido de “carroñeros” volvió a entrar en ese domicilio para llevarse lo que quedaba de valor.

  • Como suele suceder en la naturaleza con los animales que se aprovechan de lo que cazan otras especies para alimentarse de las sobras, estos ladrones actuaron con la misma metodología. Sacar lo poco que quedaba en la escena.

Como dinero, por cuestiones obvias, no iban a encontrar, ya que los primeros delincuentes no dejaron ni las monedas, ahora sustrajeron dos televisores, una amoladora y un taladro, con los que se dieron a la fuga con dirección desconocida. Claro que previo revolver absolutamente todos los ambientes, aprovechando la ausencia de los dueños.

La forma de acceso al inmueble, es ahora motivo de investigación, ya que, de acuerdo a la denuncia de la esposa de Zalla, las puertas de acceso no habían sido barreteadas.

Quizás te interese  Los presos de Sierra Chica atacaron al hombre que dejó ciega a su ex mujer y agredió a otra cuando salió libre

Solo le llamó la atención que había una llave partida en el portón del garaje y dejaron un cesto de basura en el patio, que no pertenece a la familia.

Se sospecha entonces que pudo ser utilizado como apoyo para escalar el paredón de la vivienda. La causa tramita en la comisaría décima, la misma claro está que interviene por el primer robo, del cual por ahora no se han logrado mayores avances.

Se supo que, si bien en la finca hay cámaras de seguridad, el fin de semana dejaron de funcionar por razones que se desconocen y tendrán que ser aclaradas.

LA COARTADA 

Como se recordará, hace 10 días los autores del salvaje ataque habían ganado el interior de la casa de la calle 474, utilizaron un anzuelo para motivar la presencia de Zalla: obligaron a que su esposa lo llamara y le dijeron que uno de sus hijos “volaba” de fiebre.

Así fue como, pocos minutos más tarde, el comerciante puso un pie en el inmueble para hacerle vivir una pesadilla.

Hasta el momento la hipótesis más firme es la de un golpe de una banda que tenía información sensible, aunque el robo “al voleo”, “la figura de un entregador”, “la vigilancia previa” y hasta el accionar de “polichorros”, son conceptos que los investigadores no se animan a tachar.

En ese marco, los esfuerzos siguen centrados en analizar minuciosamente las imágenes captadas por las cámaras de seguridad recopiladas en la zona y las horas previas del asalto.

Con quiénes estuvo el panadero y a quiénes les contó o quienes sabían de la existencia de esa enorme cantidad de plata dentro del domicilio.

Quizás te interese  La guerra de la UOCRA sumó otro capítulo violento y promete nuevas temporadas

Con todo bajo su control, demostrando una total falta de humanidad y de respeto, los intrusos golpearon a Zalla ferozmente.

Aquella triste jornada, este diario pudo dialogar con Yanina, una de las hijas del primer matrimonio del comerciante, quien además de relatar cómo sucedieron los hechos, hizo especial hincapié en la crueldad con la que procedió la banda.

“Me llaman y me encuentro con mi papá tirado en el piso. Me lo destrozaron, estaba todo lastimado. Son unos hijos de puta, no hay otra palabra para eso. Si buscan plata, llevate la plata, pero no era necesario dejarlo como lo dejaron”, señaló.

“No venía la ambulancia. Si nosotros no llegamos, capaz a mi papá le agarra un infarto y se me muere ahí. Tiene 75 años para lo que vivió. Lo tenemos vivo gracias a nosotros que lo tuvimos que agarrar y llevar, porque no había una ambulancia” explicó.

Después de varios minutos de tortura, el hombre reveló dónde tenía su dinero (un jacuzzi y una caja fuerte).

En este sentido todo apunta a que el dinero correspondería a la recaudación del negocio, además de ahorros, que en buena parte iban a ser utilizados en un viaje por el Caribe.

Es por ese motivo que se presume que los ladrones sabían que en esa casa había dinero, y mucho.

“Hay videos, hay tres, cuatro autos. Estaba en la boca del lobo ahí. Está todo como para que pases y robes. Eso es gente pesada, que se tiene que saber quién fue. Estaban todos con revólveres, agarraron una cuchilla de la casa”, sostuvo la hija sobre el accionar de los ladrones.

Quizás te interese  Internaron a la "pirómana de La Loma" por ser "peligrosa para sí y para terceros"

Luego de tomar el dinero, huyeron en una camioneta Honda CRV, propiedad de la víctima, que curiosamente dejaron en el hospital San Roque, aunque en un punto ciego donde las cámaras no registran nada. En el entorno familiar tienen la hipótesis de que “los marcaron”.

“No tiene que volver más a esa casa. La tenían marcada”, explicó la hija. Y, a la luz del nuevo robo, razones no le faltaron. En ese sentido, según un vocero ligado al caso, la idea de una mudanza permanente habría comenzado a tomar cuerpo en estas horas difíciles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.