Torturaron a una pareja para robarles los ahorros y se tirotearon con la policía en plena fuga

Una familia de Altos de San Lorenzo vivió un verdadero calvario en su casa, a manos de una banda de delincuentes que terminó protagonizando una cinematográfica evasión por las calles de aquel barrio. Además, uno de los damnificados tuvo que ser asistido por personal del Same, por las heridas que sufrió durante el ataque.

Ocurrió alrededor de las 3.20 de la madrugada, cuando un joven de 28 años y su esposa, de 27, dormían en su vivienda ubicada en calle 75 entre 16 bis y 17, sin imaginar que cuatro encapuchados estaban a punto de irrumpir en el lugar valiéndose de una ganzúa para abrir la puerta principal.

Sacando provecho del factor sorpresa, tomaron rápidamente el control de la escena, pero eso no impidió que la pareja intentara frenarlos. Al escuchar los ruidos,  saltaron de la cama y el muchacho se ubicó detrás de la puerta del dormitorio para demorar a los atacantes unos cuantos segundos, los suficientes como para que la chica llamara al 911.

El dueño de casa soportó la embestida hasta cerciorarse de que la policía estaba al tanto de lo que estaba pasando y se predispuso a soportar lo que sobrevino. Una vez que la banda irrumpió en el cuarto lo tiró en la cama para golpearlo con los puños y el arma y patearlo durante un minuto. Luego comenzaron a revolver la casa mientras exigían “dólares”.

En medio de una crisis nerviosa, la mujer les explicó casi balbuceando que debía ir a otro ambiente de la casa, en donde tenía guardados sus valores. Sin piedad, uno de los sujetos la arrastró hasta allí tirándola del pelo.

Quizás te interese  El peor final: encontraron muerta a Agostina Trigo en Mendoza

Pese a que entregó la totalidad de sus ahorros, los ladrones estaban convencidos de que los 400 dólares y los 300 mil pesos que recibieron en mano eran apenas un vuelto y que su víctima tenía oculta una suma mucho más abultada. Justo cuando se disponían a iniciar una tortura despiadada contra los propietarios de la finca, se escuchó el primer disparo:  es que había llegado el primer patrullero y el quinto compinche, que estaba esperándolos afuera en un Ford Ka, les avisó que debían irse.

En primera instancia salieron dos a ver qué sucedía y al ver que el patrullero se acercaba decidieron abrir fuego contra los policías. Con este disparo, las prioridades cambiaron. La misión ya no era exprimir a sus víctimas, sino intentar salir  impunes de la situación. Luego de saltar una reja, los dos sujetos que quedaban en la casa se subieron al auto y fue en ese momento que se inició una persecución por las calles de Altos de San Lorenzo, con disparos cruzados.

A pesar de la intensidad de la búsqueda, los responsables lograron escapar y salirse con la suya. Ahora intentan identificarlos con rastros que levantaron en la escena  y análisis de imágenes de seguridad.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.