Encontraron asesinado a Diego Reddy y detuvieron a su hijo mayor

La noticia que conmovió a Chascomús en el cierre del 2023 presentó, desde el arranque, varios puntos llamativos, más de lo horroroso de la historia. Es que María Eugenia Suarez (46) y su hijito Ignacio Reddy (11) fueron atacados a tiros mientras se desarrollaba una secuencia familiar de rutina, a juzgar por los datos que relevaron los peritos.

A ella la fusilaron de un tiro en la nuca en la cocina, mientras preparaba lengua a la vinagreta. Al nene le pegaron un tiro y le dieron varios golpes en la cabeza (con una saña inexplicable) mientras alguien (probablemente su padre) asaba un lechón. Un tractor quedó en marcha. ¿Diego Adolfo Reddy, marido y padre de las víctimas, pudo enloquecer de golpe, agarrar una carabina 22 y terminar con su familia en un instante, sin haber dado ni un signo previo? 

Algunos creían que si, y por eso era intensamente buscado como principal sospechoso de los crímenes, hasta ayer a la tarde noche, cuando fue hallado asesinado con un tiro en la nuca. La Policía ahora detuvo a su hijo mayor, como parte de la investigación de lo que ahora es un triple crimen.

Reddy, de 44 años, fue encontrado muerto entre unos pastizales, en un campo lindero a donde habían sido asesinados su esposa y su hijo menor. Estaba a unos 200 metros de la vivienda, precisaron fuentes del caso. El cuerpo fue retirado y llevado a la morgue judicial para realizar la autopsia.

Por los tres asesinatos detuvieron a un hijo de 20 años de la víctima,  Francisco Waldemar Reddy. Será indagado en las próximas horas por el fiscal de la causa. Como informó este portal pocas horas antes, en su camioneta habían encontrado una carabina del mismo calibre que fue utilizado para dar muerte al menos, a las dos primera víctimas. También se secuestró en el interior del vehículo un escrito con amenazas, informaron fuentes policiales.

Quizás te interese  Una jubilada se infartó al escuchar que los ladrones amenazaron con matar a su nieta de 5 años

Los investigadores comenzaron a sospechar del joven de 20 años cuando al declarar ante los policías se contradijo en la suma de dinero que supuestamente se había llevado su padre luego de cometer los asesinatos, ya que en un principio mencionó la cifra de 9 millones de pesos y luego la redujo a 4. Además, tras el hallazgo de la carabina, y ante la posibilidad de que se realizara la prueba de Dermotest, el joven también se desdijo acerca de haber probado el funcionamiento del arma.

Además, una cámara cercana al campo denominado "Los Pinos", situado sobre el kilómetro 129 de la Autovía 2, en Chascomús, captó el momento en el que se ve ingresar a Francisco a la estancia, y luego su retirada. Por último, el sábado por la noche el joven denunció que había recibido una llamada extorsiva en la que le exigieron dinero "para que no le suceda lo mismo que a su padre". Pero esto fue desmentido posteriormente por conocidos a quien Francisco les habría solicitado que realizaran las llamadas extorsivas.

Con las pruebas recolectadas, el fiscal Jonatan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Chascomús, dispuso ayer por la tarde la detención del joven. Poco después, hallaron el cuerpo de su padre.

LA SECUENCIA DEL HORROR
El crimen de María Eugenia Suárez y de su hijo Ignacio Reddy se produjo el viernes por la noche en un campo denominado "Los Pinos", situado sobre el kilómetro 129 de la Autovía 2, en Chascomús. La autopsia al cuerpo de la mujer reveló que fue asesinada de "un disparo en la nuca a una distancia menor a 25 centímetros", según el informe forense.

Quizás te interese  Cuatro hombres, chalecos y un ariete para asaltar a una mujer y su hijo en La Plata

Según indicaron las fuentes, la mujer fue atacada mientras cocinaba, cerca de las 21 horas del último viernes, y murió instantáneamente.

En tanto, Ignacio presentó "un solo disparo en el abdomen y diversos golpes con un elemento duro en la zona del cráneo y la cara que le produjo varias fracturas", señaló un investigador. El menor se encontraba en otro ambiente de la estancia, alejado unos 40 metros del casco del lugar, donde fue auxiliado y trasladado al hospital San Vicente de Paul, donde falleció minutos después de ser intervenido quirúrgicamente.

Policías de la zona acudieron al lugar tras un llamado al 911 que alertó acerca de una persona fallecida.

Una vez dentro de la estancia, los agentes hallaron el cuerpo de Suárez en la cocina, mientras que su hijo se encontraba gravemente herido en un galpón, ambos como consecuencia de disparos de arma de fuego.

 

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.