Le pusieron una cuchilla en la garganta, le tiraron agua y le robaron los ahorros de 53 años de trabajo

Dos delincuentes irrumpieron en las últimas horas en la casa de un hombre de 81 años, en Ringuelet, para hacerle vivir un verdadero calvario y robarle "el sacrificio de 53 años de trabajo", según reconoció él mismo.

Roberto Illuzzi, el damnificado, fue reducido en la madrugada del jueves por dos jóvenes ladrones que se colaron en su casa ubicada en 9 entre 517 bis y 518,  por el pasillo externo de la propiedad. Llegaron al patio del fondo y rompieron la reja de la ventana de la cocina, para luego meterse y dirigirse a la pieza donde descansaba el jubilado. Usaban gorritas con visera y pañuelos para tapar la mitad de sus rostros.

"Apenas abrí los ojos, vi que tenían una cuchilla que habían agarrado de mi cocina y me la apoyaron en el cuello", contó Roberto. Mientras sentía el frío del acero, escuchaba que los intrusos le exigían que entregara todo el dinero. Supo así que “la cosa venía brava”, recordó. Y no exageraba: “Me tiraron agua fría en la cabeza estando en la cama", donde lo obligaron a permanecer mientras estuvieron en la finca.

Los delincuentes mantuvieron a su víctima callada. Primero le taparon la boca con una mano, después le ordenaron no gritar ni hablar fuerte y por último le metieron un trapo en la boca. A causa de tanto estrés, Illuzi sufrió un desmayo. Ajenos al sufrimiento, los asaltantes se tomaron su tiempo para recorrer la vivienda y revisar cada rincón en busca de dinero y objetos valiosos. Es más, no perdieron la oportunidad de comer algo, mientras Roberto se tragaba el terror en su cama.

Quizás te interese  Asaltaron y golpearon a un turista canadiense en La Plata

El jubilado no reveló cuánto dinero le robaron, pero admitió que fue la suma que logró ahorrar en las más de 5 décadas que trabajó en una papelera de la zona.  "Todos los meses sacaba plata de esos ahorros para llegar a fin de mes, porque cobro una jubilación mínima”, lamentó con angustia. Fuentes de la investigación aseguraron que la banda sustrajo alrededor de 3,5 millones de pesos que el damnificado guardaba en un mueble de la cocina. 

No es el primer robo que Illuzzi sufrió en ese domicilio, pero los anteriores fueron cuando su esposa todavía vivía y ella murió "hace cuatro años", apuntó. Por otro lado, en el barrio se declararon indignados por el caso y agregaron que la inseguridad ha afectado a varios residentes de la zona: “A una vecina le robaron hace unos días, cuando estaba haciendo los mandados”.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.