Para escapar de ladrones, un abogado se tiró a la casa del vecino y se fracturó un brazo

Un abogado platense tendrá que pasar por el quirófano en pocos días, como consecuencia de la grave fractura que sufrió cuando intentó zafar de un asalto en su casa saltando un cerco de tres metros. Ocurrió en una propiedad de Villa Castells, donde los intrusos -que eran cuatro y estaban encapuchados-causaron serios destrozos, robaron pertenencias y hasta abrieron fuego, informaron fuentes oficiales.

El incidente ocurrió en 495 entre 8 y 9 y no duró más que cinco minutos, contó el damnificado, tiempo que la banda usó para tomar el control de la escena tras abrirse paso a las patadas. Y no  en sentido figurado. Cuando lo hicieron, el dueño de casa, Alvaro Núñez, estaba solo.

"Eran las dos de la mañana y me desperté por un fuerte estruendo. Enseguida me di cuenta de que entraron ladrones a casa, así que corrí de mi habitación para el fondo y salté un cerco de 3 metros para caer en la vivienda de un vecino”, contó el profesional en un mano a mano con el diario El Día.

En esa maniobra sufrió una fractura expuesta del antebrazo derecho, lesión por la que van a operarlo el próximo martes. Mientras Núñez se retorcía de dolor, la banda recorrió todos los ambientes de la amplia vivienda.  ”Creo que abrieron la puerta de entrada a patadas”, especuló, aunque no se descarta que hayan utilizado un ariete como los que aplica la Policía en los allanamientos.

Haciendo un despliegue de violencia inexplicable, destrozaron un espejo de un tiro y rompieron un radiador de aluminio, entre otras cosas. También abrieron muebles y cajones en busca de lo que se llevaron: plata, un perfume y una notebook, entre otras cosas.

Quizás te interese  La Hermosura, un barrio de La Plata afeado por la inseguridad

A pesar de sufrir una fractura y enfrentar lo que se viene, el abogado está convencido de que si no hubiera tomado esa decisión todo hubiese sido peor.

"Se me hubieran complicado muchísimo las cosas, porque se hubiesen puesto `pesados´ con la exigencia de una suma muy superior de dinero, que para colmo no dejo nunca acá en efectivo porque me manejo mayormente con las tarjetas”, aseguró. Núñez sospecha que los autores del robo en su domicilio “son profesionales”.

”Hace muchos años, los robos que habían por esta zona era de `rateros` que se llevaban alguna bicicleta u algún otro objeto mientras nadie los veía. Inclusive, en mi casa también padecí uno de esos hurtos. Pero ahora es otra cosa”, reflexionó. Sobre los responsables dijo que estaban "en dos motos negras y sin patente”. Fuentes oficiales los vinculan con otros golpes en la zona de  Villa Castells.

Nuñez y los vecinos denunciaron, por último, que el barrio  "viene inseguro” desde diciembre. "En las dos últimas semanas, me enteré de al menos tres casas a las que entraron a robar. Dos de ellas, con escruches (delitos en ausencia) en 495 entre 7 y 8”.

“Y a un muchacho le pegaron un tiro en una pierna en 497 entre 8 y 9 o en 497 entre 9 y 10, para robarle la moto”, mencionó, sin pasar por alto que "hasta robaron cámaras de seguridad privadas de algunas casas”.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.